Medio Ambiente

España busca que la cumbre del clima renueve el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 grados

  • Pedro Sánchez participará el lunes en la inauguración de la cita, que llega en un momento en el que se han disparado todas las alarmas

España busca que la cumbre del clima renueve el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 grados
1
Se lee en minutos
El Periódico

Pedro Sánchez viajará el próximo lunes a la ciudad escocesa de Glasgow, donde participará en la inauguración de la XXVI Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. La cumbre, de dos semanas de duración, debería haberse celebrado el año pasado y fue pospuesta debido a la pandemia, y llega en un momento en el que se han disparado todas las alarmas sobre la crisis climática. 

De acuerdo con un informe de la ONU publicado el pasado martes, el mundo debería reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% durante la próxima década si quiere limitar el aumento de las temperaturas entre 1,5 y 2 grados respecto a los niveles previos a la revolución industrial, un objetivo que la inmensa mayoría de países se marcaron en el Acuerdo de París, firmado en 2015. De lo contrario, continúa el informe, si la reducción de esto gases se limita a un 7,5% hasta 2030, el calentamiento global podría llegar hasta los 2,7 grados de media antes de que acabe este siglo. 

Noticias relacionadas

España, según explicó este miércoles la directora de la oficina de cambio climático, Valvanera Ulargui, quiere que la cita que comienza la semana que viene sirva para dejar claro que los compromisos marcados en París continúan siendo válidos, subrayando que “el objetivo de 1,5 grados se mantiene como objetivo dentro de la comunidad internacional”. 

Será en los primeros días de la cumbre, coincidiendo con la presencia de Sánchez y la mayor parte de los líderes mundiales, cuando se comprobará si los países tienen voluntad de cumplir con los objetivos fijados. “España acude con los deberes hechos”, dijo Ularqui, quien subrayó el compromiso del Gobierno para reducir las emisiones en un 55% a lo largo de la década.