Erupción espectacular

La erupción del volcán de La Palma ha roto con los patrones marcados por la historia

  • El volcán que ha emergido en Cumbre Vieja es el de «mayor envergadura» de los últimos 600 años en La Palma y mirar al pasado da pistas para entender el presente y futuro de la isla

La erupción del volcán de La Palma ha roto con los patrones marcados por la historia
2
Se lee en minutos

La erupción del volcán del macizo de Cumbre Vieja en La Palma es, sin lugar a dudas, la de «mayor impacto» que ha sufrido La Palma en sus últimos 600 años. Lo es por la superficie arrasada por las coladas de lava hasta el momento (700 hectáreas), el número de personas movilizadas (7.000 evacuados), el espesor de sus coladas y por los cuantiosos daños que ha generado al principal motor económico de la isla, la agricultura. Con un futuro incierto con respecto a la duración y a la evaluación final de los daños, así como sus consecuencias a medio plazo, conocer el pasado es la llave para encontrar respuestas.

La historia demuestra que la isla jamás se había enfrentado a una crisis volcánica de tal calibre pero, a su vez, la resiliencia mostrada por los palmeros cada vez que el magma de las entrañas de su tierra ha roto el paisaje. Con el conocimiento volcánico de la isla y la monitorización exhaustiva se han podido evitar víctimas mortales y los daños, por el momento, se centran en las infraestructuras del lugar. Ahora solo queda resolver si la recuperación futura seguirá los pasos de la adaptación que los palmeros han mostrado a lo largo de la historia.

Ninguna erupción, de las siete que ha sufrido la isla, ha estado tan bien monitorizada como la actual. Tampoco ha habido alguna en la que la población fuera «tan vulnerable» como ahora. En esto redunda la geógrafa de la Universidad de La Laguna (ULL), Carmen Romero. «El área cubierta por la erupción actual no difiere de la que han sepultado otros volcanes de las Islas, pero la población es mucho más vulnerable que hace 100 o 200 años». La isla cuenta hoy en día con un censo de 83.458 habitantes, según los datos del Instituto Canario de Estadística (ISTAC).

Noticias relacionadas

Sin embargo, en 1712, cuando sufrió la erupción del Charco –la que había arrasado más superficie hasta el momento–, en la isla vivían poco más de 15.000. En aquel momento abandonaron sus casas ocho personas de la zona que actualmente se conoce como el Remo, y aunque la del Charco es una de las erupciones peor narradas de La Palma, se sabe que apenas hubo daños por esta razón.

Tehuya que, entró en erupción mucho antes, en 1585, cuenta con una descripción mucho más pormenorizada, e incluso, con datos científicos. «Se midió la deformación, los sismos, su comportamiento y hasta el emplazamiento de la columna eruptiva, que llegó hasta La Gomera y Tenerife», explica Romero. De esta erupción surgieron los roques fonolíticos de Jedey, que hoy son más conocidos como Los Campanarios.