Más actividad

El volcán de La Palma tiene ya tres centros de emisión de lava, dos abiertos este viernes

  • La presurización observada en el cráter obliga a extremar las medidas de seguridad y a mantener a los evacuados fuera de sus hogares

El volcán de La Palma, en plena explosión.

El volcán de La Palma, en plena explosión.

2
Se lee en minutos
Eva de León

El volcán en erupción en La Palma ha alcanzado este viernes una presurización muy elevada que ha explotado abriendo dos nuevos centros de emisión de lava. La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN), María José Blanco, explicó al hilo de la evolución del volcán en esta jornada que ahora son tres los centros de emisión que tiene. Uno de ellos es el que se abrió el domingo 29 de septiembre. Está en la copa o parte alta del volcán y no ha dejado de emitir desde el primer día lava, cenizas y piroclastos. Los otros dos, abiertos este viernes, el sexto día de erupción, son más pequeños, se localizan en la base del edificio volcánico y expulsan lavas muy fluidas.

Blanco destacó que "la lava fluida que emiten" estas dos nuevas bocas "discurre por las coladas anteriores", pero al desconocer la estabilidad del volcán, debido a la elevada presurización que se observa en él, se toma la decisión de extremar las medidas de seguridad y "evacuar a la población" de las localidades de Tacande de Arriba, Tacande de Abajo y Tajuya.

El director técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA), Miguel Ángel Morcuende, explicó que este viernes "se ha producido una subida brusca y rápida de la intensidad del volcán" de La Palma, en único en erupción en Canarias en la actualidad. Por ello, relató, se tomó primero la decisión de confinar las tres poblaciones de El Paso para después optar por evacuar. En un primer momento, había cenizas y piroclastos de tamaño considerable, por lo que se determinó confinar a los vecinos de Tacande de Arriba, Tacande de Abajo y Tajuya.

Más evacuaciones

Más tarde, a la vista de las deflagraciones y la apertura de los dos nuevos centros de emisión de lava, debido a esa subida brusca y rápida de la intensidad del volcán, se determinó evacuar a la población, unas 160 personas. Añadió, asimismo, que se les va a mantener evacuados por el momento, mientras se vigila la evolución del comportamiento del volcán durante la noche. También destacó que la mayoría de los evacuados se han trasladado a viviendas de familiares y amigos, mientras que las personas con discapacidades han sido llevadas a El Fuerte.

Noticias relacionadas

María José Blanco apuntó que a lo largo de este viernes se ha observado una sobrepresurización en el volcán, evidenciada en los movimientos sísmicos, si bien "debido a las deflagraciones esta presurización ha disminuido". De todas formas, se mantiene la vigilancia para ver cómo evoluciona la energía sísmica a lo largo de la noche. Ahora el volcán está más tranquilo, pero "puede ser un impass". También comentó que hasta ahora "ha tenido un comportamiento cíclico".

Por su parte, Morcuende subrayó que estamos ante "un fenómeno dinámico" al que los servicios de emergencia se adaptan "pensando en la seguridad de las personas". Asimismo, recomendó a los palmeros que estén atentos a las comunicaciones, porque ello "permitirá dar una mejor solución a los problemas de los ciudadanos que vivan en las zonas afectadas".