Una obra controvertida

Greenpeace denuncia incoherencia climática del Gobierno en la ampliación de El Prat

SOS Baix Llobregat ve el acuerdo sobre el aeropuerto de Barcelona como una "farsa lamentable"

El aeropuerto de El Prat.

El aeropuerto de El Prat. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos

La organización ecologista Greenpeace ha denunciado este martes la falta de compromiso con el clima y el medio ambiente del Gobierno y de la Generalitat tras el acuerdo cerrado ayer para ampliar el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. En un comunicado, considera que se trata de una incoherencia el dedicar 1.700 millones de euros a una infraestructura que potencia el uso de combustibles fósiles y que además perjudica notablemente la calidad de vida del área metropolitana.

La inversión, que se suma a los 1.600 millones destinados a ampliar el aeropuerto de Madrid-Barajas, es para Greenpeace una muestra de la falta de compromiso en el desarrollo de un modelo de transporte limpio y eficiente del Gobierno de Pedro Sánchez.

Greenpeace recuerda que el avión es el modo de transporte más contaminante por persona transportada, hasta 20 veces más que el tren.

"Tanto el Gobierno de España como la Generalitat de Catalunya presumen de su voluntad para luchar contra la emergencia climática mientras acuerdan ampliar aeropuertos, lo que incrementará aún más las emisiones contaminantes", ha declarado el responsable de la campaña de Movilidad de Greenpeace, Adrián Fernández.

"Impacto en el clima"

"La aviación no solo tiene un grave impacto sobre el clima, también perjudica a la población local con más ruido y más contaminación atmosférica y arrasa espacios protegidos por su biodiversidad, como sucede en El Prat", ha añadido.

El pasado 1 de julio, la organización ecologista llevó a cabo una acción en el propio aeropuerto catalán reclamando "más trenes y menos aviones" para denunciar el impacto ambiental del sector aéreo y reivindicar el ferrocarril como alternativa sostenible y asequible frente al avión y la carretera.

La petición coincide con la declaración del Año Europeo del Ferrocarril por parte de la Comisión Europea, organismo que denunció el impacto del aeropuerto de El Prat sobre los entornos naturales protegidos del río Llobregat.

La organización también ha criticado las "opacas condiciones" durante el desarrollo de la ampliación de El Prat, insistiendo en que ayer no se concretaron los detalles sobre los trabajos a realizar ni los impactos sobre los espacios protegidos -como la Laguna de La Ricarda-, que quedarán pendientes del dictamen de la Comisión Europea.

Movilización para protestar

"Ambos Gobiernos saben que están aprobando un ataque medioambiental y por eso insisten en resaltar las medidas de compensación, a pesar de que Aena todavía no ha cumplido las obligaciones en esta materia fijadas en la Declaración de Impacto de 1998", ha recordado Fernández, que también ha respondido a las declaraciones del vicepresidente Puigneró, que ha afirmado que El Prat será el aeropuerto más verde de Europa.

"Ningún aeropuerto es verde, porque el sector aéreo depende al completo de combustibles fósiles y su descarbonización es inviable a corto y medio plazo", ha explicado el portavoz.

Desde Greenpeace añaden que el acuerdo de ayer no impedirá seguir adelante con las reivindicaciones por un modelo de transporte descarbonizado y compatible con los objetivos del Acuerdo de París.

La Plataforma ZeroPort, de la que Greenpeace forma parte, ha convocado por su parte una gran movilización ciudadana para el próximo 19 de septiembre, antes de que el Consejo de Ministros dé luz verde a los planes de AENA.

La denuncia de SOS Baix Llobregat

Por su parte, SOS Baix Llobregat i L'Hospitalet se opone al acuerdo entre la Generalitat y el Estado para ampliar el aeropuerto. "Es una farsa lamentable", afirma la plataforma en un comunicado, donde critica que no se ha hecho "ninguna concreción seria". Para el colectivo, el entendimiento pretende ser "una victoria política momentánea a favor de los poderes partidarios de la ampliación", y lo ve como un "engaño" hacia los opositores, como las entidades ecologistas o el Ayuntamiento de El Prat.

Noticias relacionadas

SOS Baix Llobregat reprocha la falta de debate con el territorio, y da por hecho que la ampliación de las instalaciones comprometerá el futuro de la Ricarda. Al mismo tiempo, critica la unión del Prat con los aeropuertos de Reus y Girona con alta velocidad, asegurando que el anuncio es "poco sólido".

Respecto la Ricarda, la plataforma asegura que es "imposible" prever una mínima afectación a este espacio, tal como han garantizado el Estado y la Generalitat. "La ampliación del aeropuerto es un proyecto incompatible con la preservación de los espacios naturales y no hay medidas atenuantes posibles", aseveran las entidades ecologistas, que recriminan a las administraciones el incumplimiento de las medidas acordadas en el Plan del Delta de 1994 .