Restricciones ante los nuevos contagios

Castilla y León pide un toque de queda de una a seis de la madrugada

Imagen de la Plaza Mayor de Salamanca.

Imagen de la Plaza Mayor de Salamanca. / EFE

1
Se lee en minutos

La Junta de Castilla y León pedirá en el Consejo Interterritorial de Salud que se pueda aplicar un toque de queda general desde la 1 a las seis de la madrugada, y que pueda hacerse por autonomías, y volver al anterior uso más estricto de la mascarilla.

Esas serán algunas de las medidas que pedirá la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, para atajar la covid, que está en nivel de incidencia muy alta con 278 casos por 100.000 habitantes a dos semanas, y tasas que superan el millar en los grupos de entre 12 y 29 años y un aumento de los contagios entre los de 50 y 59 años.

La consejera ha planteado un toque de queda como en Portugal, donde es por ciudades, pero luego ha precisado que debe ser un toque de queda general ya que de lo contrario la población puede pasar de una población a otra, y ha matizado que se puede plantear por autonomías.

Ha explicado que ya ha trasladado personalmente, de manera informal, a la ministra Carolina Darias esa medida del toque de queda, y ha ironizado que aunque no ha visto la cara que puso ante el planteamiento, ya que no fue un encuentro presencial, seguramente puso los "ojos como platos de sorpresa".

Noticias relacionadas

La consejera ha defendido que el toque de queda es "una grandísima medida" que fue muy efectiva para conseguir que la curva de la ola tras las navidades, que se multiplico por doce, bajara mucho.

Y al Consejo Interterritorial de esta tarde también llevará la consejera la petición de que lleguen más vacunas, que se ha ralentizado, sin que sepan qué va a pasar en agosto, y volver al anterior uso de la mascarillas, es decir también en espacios abiertos.