Trámite en el Ministerio

Justicia ya tramita la petición de indulto de Juana Rivas

  • Ya se ha reclamado informe al tribunal sentenciador

Juana Rivas y sus hijos, con los que se escondió durante un mes para no devolvérselos a su padre italiano, condenado por maltrato. 

Juana Rivas y sus hijos, con los que se escondió durante un mes para no devolvérselos a su padre italiano, condenado por maltrato.  / EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Ministerio de Justicia ya ha comenzado a tramitar la petición de indulto de Juana Rivas, cuya entrada en prisión fue acordada este pasado jueves por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada a raíz de que el Tribunal Supremo la condenara a dos años y medio de prisión por un delito de sustracción de menores. Esta condena se produjo después de que en verano de 2017 pasara un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregárselos al padre, al que acusa de malos tratos.

Fuentes del Ministerio de Justicia ha confirmado a Europa Press que la tramitación del indulto total solicitado por esta madre de Maracena (Granada) ya se ha iniciado, con la petición de informe al tribunal sentenciador.

Sobre este asunto se pronunció ayer a través de Twitter la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien defendió la necesidad de una "justicia feminista" para Juana Rivas y señaló que están "a tiempo" de conseguirlo, pues trabajan "para que así sea".

Noticias relacionadas

El letrado de Rivas, Carlos Aránguez, ha trasladado en declaraciones a los medios su "indignación" con que el Juzgado haya decretado el ingreso "inmediato" en prisión para su cliente, por entender que es una "actuación sorpresiva" frente a una persona que solicitó el indulto el pasado 4 de mayo al Gobierno y que "tiene derecho a la suspensión de una pena que no alcanza los tres años de prisión" siendo además "delincuente primaria con una buena red de apoyo familiar y laboral".

La defensa de Rivas ha anunciado que recurrirán la decisión del juez, primero en reforma y luego en apelación ante la Audiencia de Granada por entender que "no está siendo escuchada" por la justicia. "No es que no se le esté aplicando una perspectiva de género que en este tipo de procedimientos judiciales está expresamente previsto en la Ley de Igualdad y en el convenio de Estambul, es que no se le está dando el mismo trato que a otros reos a los que se les da un plazo y posibilidades de recurrir".