Igualdad en el ámbito laboral

7 de cada 10 acosadas en el trabajo no lo comunica a su empresa

  • Las víctimas de acoso sexual o por razón de sexo temen las represalias, pese a que las empresas deben contar con protocolos de protección, según una investigación del Gobierno y CCOO

Simulación de un caso de acoso sexual en el trabajo.

Simulación de un caso de acoso sexual en el trabajo. / Albert Bertran

Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

La macroencuesta de violencia contra la mujer, difundida el pasado septiembre, concluye que el 40% de las mujeres mayores de 16 años residentes en España han sufrido acoso sexual en algún momento de su vida. De ellas una de cada cinco han padecido la agresión física o verbal en el ámbito laboral. Pese a ello, el 70% de las víctimas de acoso sexual o por razón de sexo no lo pone en conocimiento de su empresa, la mayoría (el 61%) por temor a represalias, pese a que las compañías están obligadas a activar un protocolo de actuación que proteja a las afectadas, mientras se investiga el caso.

Además, todas las empresas, independientemente de su tamaño, deben contar con un protocolo contra esta lacra que contenga medidas de sensibilización, detección y prevención, así como de investigación y sanción. Pero lo habitual en las compañías es "el desconocimiento e inaplicación de la normativa" o que "miren para otro lado", lo que no ayuda a que las víctimas comuniquen los acosos sufridos a sus jefes, ni siquiera a la representación sindical, según el estudio 'Acoso sexual y acoso por razón de sexo en el ámbito laboral en España', presentado este jueves por la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell y la secretaria confederal de mujeres e igualdad de Comisiones Obreras, Elena Blasco.

Los motivos

El informe ha sido impulsado en cumplimiento del pacto de Estado contra la violencia de género y, a través de las respuestas de 1.119 mujeres trabajadoras que han sido víctimas de acoso sexual o por razón de sexo, permite conocer los motivos de la infradenuncia: muchas consideran que no va a prosperar, otras creen que les perjudicará en el ámbito laboral, mientras que también hay sentimientos de vergüenza o "miedo a que los compañeros te señalen".

Noticias relacionadas

"El problema es que es muy difícil de demostrar y en muchos casos son insinuaciones, frases fuera de contexto o situaciones incómodas en las que sientes que hay un interés sexual aunque explícitamente no se haga una propuesta directa", señala una de las víctimas. Además, solo el 17% han manifestado que en su empresa existen protocolos de actuación frente al acoso y la existencia de estos mecanismos "no representa una garantía para las mujeres en múltiples ocasiones", según el informe.

El estudio demuestra además "que no existe un perfil predeterminado de víctima y cualquiera es susceptible de sufrirlo, aunque sí existen situaciones de riesgo como la precariedad laboral o entornos laborales de más aislamiento", según ha explicado Blasco.