La lucha contra la pandemia

La vacuna de Pfizer-BioNTech necesitará una tercera dosis, según su creador

Ugur Sahin apunta que habrá que actualizar la inmunización anualmente o cada 18 meses para mantener la efectividad a largo plazo

Ugur Sahin confía en que su fármaco será "efectivo" contra la variante india del covid-19

Ugur Sahin y su esposa, Özlem Türeci, propietarios de BioNTech.

Ugur Sahin y su esposa, Özlem Türeci, propietarios de BioNTech. / BIONTECH

3
Se lee en minutos
Andreu Jerez
Andreu Jerez

Periodista

ver +

El cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech, Ugur Sahin, ha confirmado este miércoles que la vacuna distribuida por el gigante farmacéutico estadounidense y diseñada por la 'start-up' fundada por él necesitará una tercera dosis para mantener su efectividad, cercana al 97%. “La protección de la vacuna irá perdiendo efectividad con el paso del tiempo. Tras los datos recopilados durante los primeros seis meses, la efectividad de la vacuna cae del 95% al 91%. Y tras ocho meses más, vemos que los anticuerpos generados por la vacuna se reducen claramente. Por eso necesitamos una tercera vacuna para volver a llevar la protección hasta cerca del 100%”, reconoció Sahin en una videoconferencia con periodistas extranjeros residentes en Alemania.

Sahin, quien dirige BioNTech junto a su esposa Özlem Türeci, considera que esa tercera vacuna será necesaria entre nueve y 12 meses después de la primera inyección para reforzar la inmunidad. El cofundador deBioNTech confirma así lo que el consejero delegado de Pfizer, Albert Bouria, ya había dejado entrever a mediados de este abril. El científico alemán va además un paso más allá sobre la necesidad actualizar la vacuna periódicamente: “Parto de la base de que será necesario vacunar nuevamente cada año o cada 18 meses”.. 

Inmunidad colectiva en agosto

Una de las cuestiones abordada por el profesor Ugur Sahin ha sido la vuelta a cierta normalidad en aquellos países que están avanzando con las respectivas campañas de vacunación. “Europa alcanzará la inmunidad colectiva en julio, como muy tarde en agosto”, ha vaticinado el fundador de BioNTech.

El debate, según Sahin, vendrá por cómo se define la inmunidad colectiva –por lo general, establecida a partir de una inmunización de al menos el 70% de la población – y si es necesaria la vacunación de los menores para reforzar la inmunidad de un país: “Los niños también pueden desarrollar complicaciones por el virus que incluso los lleve hasta unidades de cuidados incentivos. Por eso nosotros también recomendamos vacunar a los menores”, dice Sahin, que reconoce que su empresa todavía está analizando los datos sobre los efectos de la vacunación de niños.

Variante india

Las diferentes variantes del virus han generado desde el inicio de la pandemia que los gobiernos echaran marcha atrás al levantamiento de las restricciones sociales y económicas. Ocurrió en Alemania y otros países europeos tras el pasado verano, cuando las autoridades sanitarias confirmaron la existencia de una cepa británica más contagiosa y mortal. Los ojos están en puestos ahora en India, que está sufriendo actualmente una dura oleada de contagios y muertes por el Covid-19.

Noticias relacionadas

“Nosotros venimos de la medicina contra el cáncer, una enfermedad que cambia constantemente y muta. Por eso tenemos experiencia con estos mecanismos. Hasta ahora hemos analizado más de 30 variantes del coronavirus en el laboratorio. Y casi en todas ellas, la efectividad de nuestra vacuna es casi igual”, ha respondido Sahin a una pregunta concreta sobre la variante india. El jefe de BioNTech asegura que su empresa ya ha estudiado mutaciones similaresy se muestra “confiado” en su vacuna también será efectiva contra ella.

Sobre las críticas al funcionamiento de la industria farmacéutica mundial y las patentes generadas por ella, Sahin considera que la eliminación de las licencias no es una solución en momento actual: “Esto es como la vida misma. No siempre podemos influir en todo. Siempre nos preguntamos qué podemos hacer para ayudar. Y una forma es aumentar la capacidad de producción de la vacuna que hoy se necesita en todo el mundo. Y eso no es tan fácil como liberar la licencia porque el capacidad de producción se desarrolla durante años”.