Segundo crimen machista del 2021 en Catalunya

La mujer asesinada en Tarragona: "Ha sido este hijo de puta"

  • Pilar murió de madrugada en la Vall d'Hebrón y los Mossos arrestaron a su pareja, un hombre 13 años más joven que ella

La casa de La Bisbal del Penedès en la que un hombre ha matado a su mujer. / FOTO Y VÍDEO: ACN / GEMMA SÁNCHEZ

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

El 17 de diciembre de 1997 Ana Orantes cambió para siempre la historia de la violencia machista en España al ser quemada viva tras denunciar en un plató televisivo de Canal Sur las palizas que le pegaba su exmarido. El 26 de abril de 2021, más de 23 años más tarde y más de mil mujeres asesinadas después, Pilar ha muerto a causa de las heridas que le ha provocado su novio quien, presuntamente, la roció con gasolina y después le prendió fuego.

Sobre las cinco de la tarde de ayer lunes, César, pareja de Pilar, llamó a los servicios de emergencia y explicó que la mujer había intentado suicidarse. Cuando los sanitarios llegaron hasta el domicilio que ambos compartían, ubicado en la urbanización de Can Gordell de la Bisbal del Penedès, encontraron a Pilar con gravísimas quemaduras por todo el cuerpo. Pero seguía viva. Y, según fuentes consultadas por este diario, señaló a César y dijo: “Ha sido este hijo de puta”. La mujer fue trasladada en helicóptero a un centro hospitalarios de El Vendrell y de ahí voló nuevamente al Hospital de la Vall d’Hebrón, donde acabó falleciendo de madrugada debido a las quemaduras.

El grupo de homicidios de la región policial del Camp de Tarradona de los Mossos d’Esquadra han arrestado a César como sospechoso de un delito de asesinato y han arrancado una investigación que tutela un juzgado de El Vendrell y que avanza como un caso de violencia de género. El arrestado presenta quemaduras más leves que, a priori, serían compatibles con salpicaduras de gasolina que habría recibido mientras, supuestamente, rociaba a su pareja.

Pilar y César se instalaron en esta casa de Can Gordell hace medio año. Es una vivienda propiedad de la familia del hombre, procedente de Barcelona. Tanto la víctima como el presunto agresor tienen antecedentes psiquiátricos. Pilar recaló en esta relación, al parecer, después de haber sufrido malos tratos en parejas anteriores. César, por su parte, ya fue denunciado por golpear a su madre. Según los vecinos de Can Gordell, ayer lunes por la mañana ambos se dejaron ver juntos trabajando en una caravana destartalada que hay aparcada junto a la casa. Horas después, algunos se preguntaron qué ocurría al oír el motor del helicóptero medicalizado sobrevolando cerca de la urbanización, un laberinto de casas gigantesco que excede en tamaño a la población a la que pertenece, la Bisbal del Penedès. En Can Gordell hay más de mil parcelas, un desfile de casas modestas conectadas por calles que se retuercen para salvar los desniveles. De César y de Pilar los vecinos no sabían mucho porque llevaban poco tiempo aquí y porque la relación entre familias que habitan Can Gordell, según subrayan sus moradores, es más bien escasa.

Ocho asesinatos este año

La Generalitat ha condenado el crimen. La portavoz del Govern en funciones, Meritxell Budó, ha condenado este martes el "feminicidio" y ha expresado su pésame a todos los familiares y amigos de la víctima. "Este feminicidio y todas las violencias machistas sólo se pueden explicar por la existencia de una estructura social, patriarcal y machista basada en la desigualdad de género", ha subrayado en rueda de prensa telemática posterior al Consell Executiu.

Noticias relacionadas

Según Budó, la lucha contra todas las violencias machistas debe ser una prioridad así como abordarla en todos los ámbitos de la sociedad "para que ninguna mujer más sea víctima de violencia machista por el simple hecho de ser mujer".

Se trataría del segundo crimen machista ocurrido este año en Catalunya, tras la muerte de una mujer en Manresa a manos de su expareja el 14 de abril. En el conjunto de España ya son ocho las mujeres asesinadas este año. Desde 1 de enero de 2003, cuando comenzaron las estadísticas de víctimas mortales en este tipo de delitos, se han contabilizado 1.086 asesinatos, incluyendo el conocido este martes.