Tres días después

Detenido el hombre que agredió con ácido a su exnovia en Málaga

El detenido fue detectado circulando en moto entre Mijas y Coín

Las dos víctimas de la agresión siguen una muy grave y la otra grave

El dispositivo policial le ha arrestado tras una persecución en moto y corriendo

Motos del ’Melillero’, incautadas tras su detención.

Motos del ’Melillero’, incautadas tras su detención. / EFE / JORGE ZAPATA

Se lee en minutos

José Torres

Agentes de la Guardia Civil han detenido en la noche de este viernes al hombre de 26 años con numerosos antecedentes que supuestamente arrojó ácido a dos mujeres, entre ellas su exnovia, el 12 de enero en Cártama (Málaga), lo que les causó graves quemaduras que las mantienen hospitalizadas, un arresto que se ha producido tras una segunda persecución con un gran despliegue policial.

La detención, en la localidad malagueña de Mijas, se ha conocido sobre las 23.30 horas de este viernes y, según han informado a EFE fuentes cercanas a la investigación, el presunto agresor había sido detectado cuando circulaba en una motocicleta entre las localidades malagueñas de Mijas y Coín.

En un dispositivo en el que han participado efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y policías locales de municipios de la zona junto a los guardias civiles -cuerpo encargado de la investigación- los agentes han logrado localizarlo sobre las 20.00 horas y posteriormente cercarlo en una actuación que se ha desarrollado en la zona de Entrerríos y con apoyo de un helicóptero entre otros medios de los cuerpos de seguridad.

Al parecer, tras haber huido inicialmente en la motocicleta continuó a pie por avería de motor, según han asegurado desde asociaciones policiales.

El presunto agresor ha caído en manos de las fuerzas de orden público 48 horas después de una primera espectacular persecución que se produjo el pasado miércoles por la noche cuando iba en su coche, mantuvo la huida a lo largo de unos 50 kilómetros en los que circuló a unos 200 kilómetros por hora y se saltó un control policial por el arcén de la autovía hasta que optó por abandonar su vehículo para escapar a pie y se le perdió de vista.

El subdelegado del Gobierno central en Málaga, Teófilo Ruiz, ha asegurado que "ahora es el momento de la justicia" y que no se puede tolerar más la violencia machista, además de agradecer el esfuerzo de la Guardia Civil y la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía y de las policías locales de los municipios para el arresto del presunto autor de la "brutal agresión" a dos mujeres.

El detenido, de origen melillense, tenía una orden de alejamiento de otra mujer entre un amplio historial y su ataque con ácido mantiene a su expareja Sandra, de 26 años, en estado muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, con quemaduras muy profundas en el 45 por ciento de su cuerpo.

La amiga que le acompañaba a ella, Cristina, permanece grave con quemaduras en el 25 por ciento de su superficie corporal en el Hospital Regional de Málaga.

Perfil

El presunto atacante es un joven de 26 años con un amplio historial delictivo. No ha sido la primera vez que ha tenido problemas con sus parejas, en agosto del 2016 ya tuvo un incidente con una novia anterior, con la que tiene un hijo.

En aquella ocasión, el sospechoso sobre las 5.00 horas del 14 de agosto del 2016 se encontró con la víctima en una discoteca de Marbella y tras pedirle explicaciones por el motivo de encontrarse allí se produjo una discusión, la agredió, le dio un puñetazo en la cara y la tiró al suelo, donde la agarró por el pelo y la arrastró por los escalones de la discoteca.

Cuando la joven pudo escapar del acusado la alcanzó y la arrojó sobre el capó de un vehículo donde le propinó puñetazos por todo el cuerpo. La mujer salió huyendo y se encontró con una patrulla de la Policía que la acompañó a un centro de salud.

En días posteriores, el acusado le pidió perdón por teléfono y le dijo que quería ver al hijo que tenían en común, pero ante la negativa de ella la volvió a llamar otra vez, pero por un número oculto, y la injurió y vejó. Por esta causa tiene una orden de busca y captura vigente y se le acusa de malos tratos, amenazas graves y vejaciones injustas, será juzgado el próximo 27 de enero.

Tras cuatro días de fuga ha demostrado que tiene sangre fría al volante y no le asusta la velocidad y aunque se ha visto acorralado en dos ocasiones por la Guardia Civil y la Policía ha intentado huir en coche (este miércoles) y en moto esta noche.

Los investigadores mantienen que es un hombre violento con un amplio historial delictivo que pronto fue conocido por sus actos en la localidad de Fuengirola (Málaga) en la que vivía y le constan más de una veintena de reseñas policiales.

Su afición por los coches le ha hecho tener al menos cinco sentencias por conducir sin permiso, entre mayo de 2013 y 2016, y también ha estado inmerso en varios procedimientos por delitos de la misma naturaleza y donde se le aplica la circunstancia agravante de multirreincidencia y se le piden diferentes penas de prisión.

Además tiene numerosas causas por tráfico de drogas, maltrato, amenazas, robo con fuerza e intimidación, contra la seguridad vial y pertenencia a grupo criminal, entre otros.

Te puede interesar

En 2018 fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 6 de Málaga a tres años de prisión por un delito de atentado y lesiones así como a indemnizar a la víctima, un policía, por las lesiones sufridas y por esta causa está en busca y captura e ingreso en prisión desde el 7 de enero de 2020.

El presunto agresor, al que también le constan un total de siete órdenes de busca y captura, se saltó en la noche del miércoles un control policial durante una larga persecución de la que fue objeto por parte de las fuerzas de seguridad.