Informe de Reporteros sin Fronteras

México, el país con más periodistas asesinados

  • Un total de 50 periodistas fueron asesinados en el mundo en el 2020, según Reporteros Sin Fronteras (RSF)

  • La oenegé destaca el aumento de estos crímenes en países que no están en guerra

México es el país en paz más peligroso para los periodistas.

México es el país en paz más peligroso para los periodistas. / Shutterstock

3
Se lee en minutos
Begoña González

La oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF) alertó este martes del incremento de periodistas asesinados en países que no están en guerra. Con 8 víctimas mortales, México se consolida como el país más letal para la profesión. En la segunda parte de su informe anual sobre abusos contra periodistas, centrado en los homicidios, la organización destaca que 50 informadores fueron asesinados este año, una cifra similar a los 53 muertos de 2019, pese a que los confinamientos forzados por la pandemia han supuesto una caída de los reportajes sobre el terreno.

Reportes Sin Fronteras manifiesta a su alarma por el notable incremento de muertes en países en paz. Si en 2016 el 58% de los periodistas asesinados perdió la vida en zonas de guerra como Siria, el Yemen, Afganistán o Irak, este año ese porcentaje fue del 32%. Es decir, el 68% de las víctimas mortales de 2020 se produjo en países en paz. A los ocho informadores asesinados en México, le siguen cuatro en la la India y Pakistán respectivamente y tres en Filipinas y Honduras."Los asesinatos han sido especialmente violentos en México, Oriente Próximo e Índia", asegura el presidente de RSF en España, Alfonso Armada a EL PERIÓDICO.

Durante los últimos cinco años, México ha registrado un invariable promedio de entre 8 y 10 periodistas asesinados cada año. "Las altas cifras de violencia general que registra el país acaparan promesas en cada elección, pero desde la llegada al poder hace dos años del presidente Andrés Manuel López Obrador nada ha cambiado", asegura Armada. Persisten los vínculos entre los narcotraficantes y la clase política, y los periodistas que se atreven a abordar estos asuntos siguen siendo víctimas de asesinatos, en ocasiones salvajes y de los cuales más del 95% de los casos quedan impunes.

Brutales asesinatos

El periodista del diario El Mundo Julio Valdivia Rodríguez fue encontrado decapitado en el estado de Veracruz y  fueron los vecinos quienes dieron la voz de alarma tras descubrir el cadáver a unos metros de donde yacía la cabeza del periodista y junto a su motocicleta con el logotipo del periódico. Su colega Víctor Fernando Álvarez Chávez, director del medio digital de información local Punto x Punto Noticias, fue cortado en pedazos en Acapulco, ciudad del estado de Guerrero. Estos dos crímenes, como los demás, siguen impunes hasta el día de hoy.

Las investigaciones sobre corrupción local y malversación de fondos públicos, sobre la mafia y el crimen organizado son los temas más peligrosos a la hora de informar, de acuerdo con los datos de 2020. Además, siete periodistas fueron asesinados mientras cubrían manifestaciones. En Kurdistán y Nigeria, tres reporteros perdieron la vida en situaciones de tensión entre manifestantes y fuerzas del orden. En Colombia, Abelardo Liz murió por disparos en una protesta por los derechos de los indígenas que fue dispersada "de manera violenta" por las fuerzas del orden.

Noticias relacionadas

Otros tres periodistas murieron en concentraciones en Irak donde, detalla RSF, siempre se repite el mismo método: fueron asesinados de un tiro en la cabeza a manos de hombres no identificados. En la India, el periodista del diario Rashtriya Swaroop, Rakesh Singh "Nirbhik", fue embadurnado con gel hidroalcohólico y quemado vivo y el reportero Isravel Moses fue matado a machetazos.

Hace apenas dos semanas, RSF publicó la primera parte del informe en la que igualmente denunciaron que el encarcelamiento de profesionales seguía registrando preocupantes cifras. A finales de 2020, 387 periodistas están encarcelados por ejercer su profesión mientras que en 2019 eran 389. Este estancamiento en el número de periodistas presos se produce después de que en 2019 se diera un aumento del 12%. Según RSF, las detenciones arbitrarias se multiplicaron por cuatro con el inicio de la pandemia. Hasta catorce periodistas que fueron arrestados en el marco de investigaciones sobre el covid-19 siguen detenidos a día de hoy.

Temas

Asesinatos