Entra en fase 4

Mallorca cierra el interior de los bares y toque de queda a las 22 horas en Nochebuena

  • A partir del jueves los locales solo podrán servir en terrazas y tendrán que cerrar a las 18:00 horas las vísperas de fiesta
  • Las reuniones volverán a estar limitadas a seis personas todas las Navidades
Mallorca cierra el interior de los bares y toque de queda a las 22 horas en Nochebuena
Se lee en minutos

Mateu Ferrer / Miquel Adrover

El aumento de la incidencia del coronavirus en la isla, empuja al Ejecutivo de Armengol a tomar medidas más contundentes de cara a la Navidad para tratar de frenar una tercera ola a partir de enero. La más novedosa es que en Nochebuena no se podrá estar en la calle hasta la 1:30 horas, se avanza el toque de queda a las 22:00 ese día. El Consell de Govern ha aprobado este lunes una batería de restricciones, más severas que las acordadas por el Gobierno central para estas fechas, y que limitan las reuniones familiares a seis personas, en lugar de diez, y mantiene el toque de queda a las diez de la noche, incluso en Nochebuena. Estas nuevas medidas entrarán en vigor a partir de mañana y se mantendrán, al menos, hasta el próximo 28 de diciembre. Para la Nochevieja, en el Govern dan hoy por hecho que también se mantendrán estas restricciones.

La presidenta Francina Armengol, que ha detallado en rueda de prensa estas nuevas medidas tras el Consell de Govern, ha vuelto a insistir en la "difícil situación" que vive la isla, con una incidencia acumulada de 336 casos por cada 100.000 habitantes, y en la necesidad de endurecer las restricciones para frenar el avance del virus pese a la cercanía de las navidades. Sin embargo, sostiene que "no son tiempos de celebrar, sino de protegerse". La presidenta también ha recordado que la tasa de positividad en Mallorca es del 7%, muy por encima del máximo fijado por la Unión Europea que es del 3%.

Por ello, el Ejecutivo ha optado por elevar al máximo el nivel de alerta en la isla, de riesgo extremo, modificando algunas de las restricciones contempladas para la fase 4 y también las que se habían fijado para estas fechas desde el Consejo Interterritorial de Salud. La más llamativa es la decisión de mantener el toque de queda a las diez de la noche la víspera de Navidad y, en lugar de las 1:30 horas de la madrugada propuesto desde Madrid. Asimismo, los días 24 y 25 de diciembre, las reuniones familiares no podrán superar las seis personas, con un máximo de dos núcleos convivenciales, en lugar de los 10 invitados permitidos por el Gobierno Central.

El sector de la restauración se verá duramente afectado por las restricciones , ya que queda prohibido el acceso al interior de los locales, y solo se podrá consumir en las terrazas. El cierre de los mismos deberá ser a las diez de la noche, salvo los viernes, sábados y vísperas de festivos, que deberán bajar la persiana a las seis de la tarde para evitar 'el tardeo'.

No obstante, se permitirá el servicio de venta a domicilio hasta las doce de la noche con el objetivo de permitir la actividad económica en la hostelería durante estas fechas.

Las nuevas medidas obligan también a los centros comerciales a limitar su aforo al 30%, con el objetivo de evitar aglomeraciones. No se permitirá más de una persona por cada 10 metros cuadrados. Además, deberán informar a los clientes del número de personas que hay en todo momento dentro de los establecimientos.

Por lo que respecta a teatros y espectáculos culturales, la limitación también será del 50% de su aforo. En las competiciones deportivas, salvo las de carácter nacional, no se podrán celebrar con público. En los gimnasios solo se permite un 30% de su aforo y un máximo de 6 personas en las actividades dirigidas.

El Govern volverá a revisar esta situación en dos semanas, por lo que hasta el 28 de diciembre se mantienen estos niveles de protección, que lo más probable es que sigan vigentes en Nochevieja y días siguientes. Todo dependerá de los niveles de contagio de la covid-19.

Te puede interesar

"Sabemos que será una navidad atípica, dentro de este año complicado que llevamos, pero mi responsabilidad es velar por el interés general y poner la salud por encima de todo", ha asegurado la presidenta Armengol que ha comparecido acompañado de la presidenta del Consell, Catalina Cladera. Armengol ha apostillado con una de sus frases habituales: "Sin salud no hay economía".

Por su parte, los agentes sociales han mostrado su absoluto respaldo a las medidas adoptadas por el Govern. CAEB, Pimem, UGT y Comisiones Obreras han manifestado la necesidad de estas restricciones.