ANTE EL JUZGADO

Un grupo de entidades denuncian la situación de enfermos del covid en el CIE de Barcelona

Los colectivos aseguran que los internos que deben hacer cuarentena lo hacen en celdas no adecuadas

El CIE de Barcelona, ubicado en la Zona Franca.

El CIE de Barcelona, ubicado en la Zona Franca. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
J. G. Albalat

Un grupo de entidades de defensa de los derechos humanos ha presentado un escrito en el juzgado de control del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona para que se investigue si se ha cometido situaciones que  podrían ser constitutivas de un delito en el cumplimiento de cuarentena por parte de internos contagiados de covid. Según estas asociaciones, algunos internos aseguran que tuvieron que hacer el aislamiento en celdas no adecuadas, sin cama ni acceso permanente a un baño.

El abogado Andrés García Berrio, del colectivo Iridia, afirma que no les internos no han tenido "las condiciones mínimas" y que están sufriendo un aislamiento "forzoso" sin control. Los internos, según esta versión, no sabían ni la hora del día ni tenían contacto con el exterior, lo que les provocó "una fuerte situación de estrés" que en algún caso "derivó en situaciones autolíticas". Uno de los internos  también ha denunciado situaciones de agresión policial.

Traslado a dependencias habilitadas

Noticias relacionadas

Ante esta situación, las entidades requieren al juzgado de control del CIE de Barcelona que se ordene que las personas que tengan que cumplir una medida de cuarentena sean trasladadas a un lugar adecuado, como son los hoteles sanitarios o a algún tipo de dependencia habilitada. En el caso de que no se aceptara esta petición, reclaman que se establezca en qué espacios y con qué condiciones han de llevarse a cabo los confinamientos de los enfermos en el interior del CIE, remarcando que es una medida sanitaria.

En la queja fechada del 13 de noviembre, se recoge testimonios de  internos que relatan como los aislaron durante diez días en habitaciones sin ningún tipo de mueble, o luz, con sólo una ventana, y sin tener contacto con nadie. Además, se denuncia que en algunos casos los agentes se negaban a dejarlos salir de las celdas para ir al lavabo y debían hacer sus necesidades por la ventana. En la queja, firmada por letrados de Iridia  y de Migra Studium, solicitan que si se considera que se ha cometido un delito, se remita al juzgado de guardia el caso.