27 nov 2020

Ir a contenido

CIERRE PERIMETRAL PARA 4,8 MILLONES DE PERSONAS

Madrid empieza el confinamiento sin vigilancia ni información

Ayuso aplica las nuevas restricciones a regañadientes mientras preconiza que serán un caos

Dimite el consejero de Ciudadanos que denunció el veto al traslado de los ancianos de las residencias

Manuel Vilaseró Patricia Martín

Control policial en el distrito de Moncloa, este sábado, primer día del confinamiento perimetral de Madrid.

Control policial en el distrito de Moncloa, este sábado, primer día del confinamiento perimetral de Madrid. / EFE

El confinamiento perimetral de Madrid y otros nueve municipios, que afecta a 4,8 millones de ciudadanos, empezó a las diez de la noche de este viernes sin que se haya alterado la normalidad de un inicio de fin semana. Ni vigilancia, ni patrullas informativas, ni éxodo másivo más allá de lo que es habitual. El rechazo de la Comunidad de Madrid a las medidas provocó que el cierre y el resto de restricciones hayan entrado de modo abrupto, apurando el límite de 48 horas que marcó el Gobierno, y con los ciudadanos desconcertados.

Cualquier experto en salud pública sabe que el cumplimiento de medidas de confinamiento requieren una adecuada información y concienciación. Justo lo contrario  de lo que ocurrió este viernes en Madrid. El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha sido el encargado de poner las medidas en marcha pero lo ha hecho tan a regañadientes que ha dedicado la jornada a descalificarlas y a defender las razones de la suspensión cautelar de las mismas que presentó por la tarde.

Twitter    

El mensaje más contundente llegó a través del Twitter de Díaz Ayuso. Muy entrenada en esta red social tras haber llevado la cuenta del perro de Esperanza Aguirre,  la presidenta regional criticó que "desde mañana podrás llegar a Madrid desde Berlín, pero no desde Parla". "Gracias por el caos, Pedro Sánchez", concluía.

 Los internautas se encargaron de sacarle de una parte de su error, dado que las zonas sanitarias de Parla ya están confinadas desde hace dos semanas por orden de la Comunidad. Fuentes del Ejecutivo puntualizaron más tarde que un turista que llegue por Barajas podrá ir a Toledo o a cualquier otro destino peninsular pero no podrá entrar en Madrid. 

El Ejecutivo regional pide la suspensión cautelar por invasión de competencias

El presidente del Gobierno respondió a Ayuso desde Bruselas que la decisión se tomó debido a la "extraordinaria gravedad" de la situación de la pandemia en la región y le advirtió que "la utilización partidista de la pandemia" solo alimenta "la antipolítica y la ultraderecha". También resaltó que el Gobierno respeta el marco competencial y la Constitución, que atribuye al Estado la coordinación y supervisión de la política sanitaria. 

Alejado de ese partidismo, poco antes de las 22 horas, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, intentó arrojar algo de sensatez. "A las 22 horas entran en vigor las restricciones que el Gobierno de la nación ha decretado en Madrid. Excesivas o no, a los madrileños, una vez más, nos toca tirar de paciencia, resignación y pundonor para vencer a esta pandemia. Atendamos a las normas y pronto saldremos", escribió en un tuit

El recurso

"Arbitraria", "injusta", "ineficaz" y "generará un gran caos" (otra vez), fueron algunos de los calificativos empleados por los consejeros de Justicia e Interior, Enrique López, y de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante la presentación del recurso ante la Audiencia Nacional en el que solicitan la suspensión cautelar de la medida.

Documento

BOCM

BOCM

El recurso [aquí en PDF] utiliza un arsenal de argumentos, varios de ellos contradictorios con tesis mantenidas semanas anteriores. El eje de la demanda es la invasión de competencias a través de la "utilización torticera" del Consejo Interterritorial de Salud. Algo que contrasta con el argumento esgrimido en las últimas semanas por Pablo Casado para defender la gestión de Ayuso. "Las pandemias son competencia exclusiva del Gobierno", no se cansaba de repetir.

También sostiene el recurso que las medidas son "peores y más ineficaces"que los cierres de las 47 zonas sanitarias que están confinadas. "Están resultando eficaces pero ahora se anulan y sus vecinos podrán circular por toda la capital", señaló López. Sin embargo, las medidas impuestas del Gobierno no obligaban a la Comunidad a levantar esos cierres. Si tan buen resultado están dando podrían haberlas mantenido. A este perjuicio también añaden pérdidas económicas de 700 millones de euros semanales.

Sin sanciones 

La resolución judicial tardará unas dos semanas en conocerse, por lo que las restricciones estarán vigentes como mínimo este periodo. Pero durante los primeros cinco o seis días no habrá sanciones, hasta que otro juzgado, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ratifique la orden, un trámite necesario al resultar afectados derechos funamentales. Los cierres de las zonas sanitarias ya pasaron por este trámite pero en esa ocasión los responsables regionales no se encargaron de airear que no se podría sancionar.

La impugnación no incluye la petición de medidas cautelarísimas, la únicas que hubieran podido paralizar la entrada en vigor. La Comunidad arguyó que no había querido "contribuir" con ello al "caos", pero ya hay quien ha hecho su trabajo. Vox anunció que las solicitará durante el fin de semana. Esta vía, reservada para asuntos de especial urgencia, posibilita que los órganos jurisdiccionales adopten medidas cautelares sin escuchar a las partes implicadas en un plazo máximo de 48 horas. Un abogado particular presentó otra ayer en el mismo sentido.

Sánchez subraya que respeta el reparto competencial y destaca la gravedad de la pandemia en Madrido

La estrategia del enfrentamiento permanente de Ayuso con Sánchez ha tensado la costuras del pacto con Ciudadanos. Durante la mañana el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, no ahorró críticas a la presentación de recurso judicial y avanzada la tarde se conoció la dimisión de Alberto Reyero. Perteneciente a Cs, fue el consejero de Políticas Sociales que denunció los protocolos de la Consejería de Sanidad en los que se vetaba el traslado de ancianos a los hospitales debido a la saturación de éstos durante el pico de la pandemia.

Reyero se ha despedido con una carta a la presidenta en la que constata que "en esta segunda ola está funcionando bien la coordinación sociosanitaria y la derivación hospitalaria". "Confío en que todo esto sea suficiente para contener virus el dentro de las residencias en los próximos meses", añadió. Oficialmente su marcha es por "cuestiones personales" y mantendrá su escaño en la Asamblea.

El Gobierno regional publicó la orden en su Boletín Oficial, con un ligero cambio sobre la impulsada por el Ministerio de Sanidad. Las terrazas tendrán un aforo máximo del 50%, cuando la norma del Gobierno central establecía un 60%. No se sabe bien si es un error fruto de las prisas.

Documento

Recurso

Recurso

Pese a la oposición de la Comunidad de Madrid, las realidad es que las medidas son muy laxas y se permiten las entradas y salidas de los municipios afectados (Madrid capital y Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla para ir a trabajar, a centros educativos, al médico y varias situaciones más. Además, dentro de estos municipios, hay libertad de movimientos, aunque las autoridades sanitarias aconsejan salir lo mínimo. Los comercios, bares, gimnasios y academias estarán abiertos, pero con aforos al 50% y cierres a las 22 horas (salvo los bares, que podrán abrir hasta las 23.00 horas). 

El consejero de Justicia, Enrique López, aconsejó a los madrileños que vayan "provistos de documentos" que demuestren el motivo de sus movimientos.

Los parques y jardines, abiertos

Finalmente, los parques y jardines permanecerán abiertos, pese a que la Comunidad de Madrid los cerró en las primeras 45 áreas sanitarias con restricciones. Si bien varias comunidades expresaron su oposición en el Consejo Interterritorial donde se aprobaron las medidas el pasado miércoles y el Gobierrno eliminó esta restricción de la orden final.        

Además, el Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha comunicado que se mantendrán las limitaciones en dos áreas sanitarias de Humanes y San Sebastián de los Reyes, a las que se suma Villa del Prado y que no están incluidas en la disposición del Gobierno central. Asimismo, las reuniones seguirán limitadas a seis personas en toda la Comunidad de Madrid.