30 oct 2020

Ir a contenido

Bajos conflictivos

'Se vende droga akí': la pintada de unos vecinos para alertar a la policía de Cádiz

Los denunciantes también manifestaban su hartazgo tras las numerosas protestas

El Periódico

La pintada de unos vecinos del barrio de Loreto de Cádiz para denunciar unos bajos conflictivos.

La pintada de unos vecinos del barrio de Loreto de Cádiz para denunciar unos bajos conflictivos. / POLICÍA NACIONAL

Hartos del trasiego de toxicómanos en su portal, los vecinos de un portal del barrio de Loreto de Cádiz han decidido ponérselo fácil a la Policía y han señalado con una gran pintada en su fachada el piso donde se vendía y hasta el nombre del camello, que finalmente ha sido detenido.

Un 'Se vende droga aki', con grandes letras de pintura roja y una flecha apuntando a la ventana del piso bajo de la calle Carlos Haya en el que se trapicheaba con 'rebujitos', una peligrosa mezcla de heroína y cocaína, señalaba por un lado el punto.

Por el otro lado del edificio las pintadas, también en letras grandes y rojas, indicaban incluso el piso y el nombre del camello, al que le animaban a irse del barrio con un "fuera de Loreto".

Denuncias reiteradas

Los autores de las pintadas también recriminaban en las pintadas que la Policía no actuase pese a sus denuncias con un "Policía cómplice", "la Policía lo permite".

Pero tras las quejas de los vecinos, la Policía ha actuado y el pasado jueves, después de construir las diligencias e investigaciones policiales necesarias, detuvo al camello, un hombre de 53 años, sin antecedentes penales y que ya ha ingresado en prisión por orden del juez acusado de un delito de tráfico de drogas.

Los agentes constataron rápidamente cómo había un intenso tránsito de compradores que a diario acudían al bajo señalado por las pintadas para conseguir su dosis diaria de heroína mezclada con cocaína, conocida como 'rebujito'.

Se trata de "una mezcla explosiva que dispara la adicción de los consumidores, convertidos en presa fácil de la ambición de los traficantes", ha explicado este martes la Policía en una nota de prensa.

Su drama ofrece "pingües beneficios" a los camellos, y en el registro de la vivienda baja señalada los investigadores incautaron 12.640 euros en efectivo.