23 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Grau Ussetti: "Debemos garantizar los derechos de los niños"

"El mensaje de la fiscalía sobre el absentismo escolar en época covid no ayuda a combatir este fenómeno", afirma el director del Centre Sant Jaume, de Badalona

MONTSERRAT BALDOMÀ

Grau Ussetti, director del Centre Sant Jaume, de la Fundacio Carles Blanch, en el edificio que la entidad está construyendo en la zona sur de Badalona.

Grau Ussetti, director del Centre Sant Jaume, de la Fundacio Carles Blanch, en el edificio que la entidad está construyendo en la zona sur de Badalona. / ELISENDA PONS

En la zona sur de Badalona, donde se encuentra el barrio más pobre de Catalunya, el Centre Sant Jaume, de la Fundació Carles Blanch, trabaja para que niños y jóvenes en riesgo de exclusión tengan oportunidades de futuro. Forma parte del programa CaixaProinfancia, de la Fundación «La Caixa», que el pasado año atendió a más de 62.000 menores y 37.000 familias en 125 municipios de España, con más de 60 millones en ayudas educativas y sociales. Grau Ussetti, director del Sant Jaume, defiende más que nunca el valor de la escuela.

-¿Con la pandemia se ha retrocedido en la lucha contra la pobreza y la exclusión social? 

-Trabajamos con indicadores de riesgo, y hemos visto que cómo iban creciendo en ámbitos que más o menos estaban consolidados y que garantizaban que las familias pudieran aportar cierta situación de tranquilidad a sus hijos. El drama de muchas familias durante el confinamiento fue sobrevivir. Y eso, como sociedad y en un contexto de estado del Bienestar, no lo habíamos visto nunca.

-¿Qué lecciones saca de la gestión de la crisis? 

-La sociedad necesita de una mejor y más rápida respuesta de los diferentes agentes (administración y entidades). Hemos evidenciado que no tenemos los espacios de coordinación ni los protocolos necesarios para ser eficaces y equitativos con las personas que más lo han necesitado. La administración no ha liderado las mesas de coordinación para dar un mensaje claro sobre la intervención a realizar y aprovechar los recursos disponibles. Los esfuerzos deben estar bien coordinados para que nadie se quede sin respuesta. Además, tenemos la oportunidad de repensar qué modelo económico, social y de escuela queremos; el papel del Estado en la protección de las personas y cómo garantizamos el derecho a vivir con dignidad y el derecho de los niños a crecer en entornos seguros.

-¿Cuál fue la respuesta del programa CaixaProinfancia? 

-Reaccionó rápidamente. Fue además una respuesta clara y con diálogo con las entidades. El 23 de marzo confirmó que destinaba tres millones de euros en ayudas alimentación y proveyó de material para que los niños pudieran seguir con sus procesos de aprendizaje. Todo esto nos dio la tranquilidad de saber que podríamos seguir atendiendo a las personas que estaban dentro del programa, aunque la intervención fuera diferente.

-Los niños han vuelto al cole.  

-¡Por suerte! El confinamiento también hizo mucho daño a nivel educativo. Pero hay niños que el lunes no empezaron el cole y no saben cuándo volverán. Sus familias han decidido que la escuela no es un entorno seguro; tienen miedo. Los mensajes que han llegado de algunos responsables públicos quizás no han sido suficientemente tranquilizadores o claros hacia las familias.

-¿A qué se refiere? 

-Al posicionamiento y mensaje de la Fiscalía del Estado manifestando que perseguirá el absentismo escolar injustificado por el covid y que para ello tomará en cuenta los riesgos sanitarios tanto en el ámbito escolar como familiar. La experiencia nos dice que estos mensajes no ayudan a que las capas con más riesgo de exclusión cambien su actitud sobre la necesidad de asistir a la escuela. Al contrario, diferentes procesos derivados de la fiscalía que no acaban responsabilizando a los adultos dan a las familias el convencimiento de que al final no pasa nada si sus hijos e hijas no van a la escuela. Debemos garantizar el derecho de los niños a la educación.

-Ustedes que llevan años luchando contra el absentismo escolar ¿cómo se les convence? 

Hay que ser más pedagógicos. El encargo y el reto de la escuela es grande, pero el de la administración y el conjunto de la sociedad también: es necesario que los niños y jóvenes encuentren en la escuela la seguridad y las oportunidades para convertirse en personas de presente y futuro pos-covid, formadas y sanas ¡en todos los sentidos!

Un futuro de oportunidades

EL PERIÓDICO y Fundación La Caixa dan voz cada semana a los perfiles sociales, culturales y científicos que con su esfuerzo están creando una sociedad con más oportunidades para todos