23 sep 2020

Ir a contenido

RETORNO A LAS CLASES PRESENCIALES

¿Qué tengo que hacer si mi hijo tiene fiebre?

Nueve consejos sanitarios para la vuelta al colegio en la 'era covid'

Beatriz Pérez

Interior de una aula centro escolar l’Esperança, Barcelona.

Interior de una aula centro escolar l’Esperança, Barcelona. / FERRAN NADEU

Este lunes 14 de septiembre comienza un curso escolar inédito, sin precedentes, que tendrá algo de experimental. ¿Cómo abrir las puertas de los colegios en medio de una pandemia mundial? Médicos y psicólogos analizan en EL PERIÓDICO las medidas sanitarias que deberán tomar los padres y valoran cómo puede afectarles a los más pequeños un curso que sin duda será anómalo.

¿Debo tomar medidas antes de llevar a mi hijo al cole?

No es posible responder de forma general, ya que cada comunidad autónoma ha desarrollado sus propios planes, protocolos y decálogos bajo unos criterios comunes fijados por el Ministerio de Educación, como recuerda el secretario de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica, Roi Piñeiro. Para el presidente de la Societat Catalana de Pediatria, Valentí Pineda, "la primera medida que deben tomar los padres es no llevar a los niños enfermos a la escuela". "Tiene que haber un acuerdo de confianza, ellos son los responsables de los menores", dice Pineda.

¿A qué síntomas del niño debo prestar especial atención?

"Prácticamente cualquier síntoma es compatible con covid-19. Por supuesto, la fiebre [a partir de 37,5 grados]. Pero también la tos, la congestión nasal, la dificultad respiratoria, la pérdida de olfato e incluso el dolor abdominal, la presencia de vómitos o diarrea o la aparición de manchas en la piel", dice Piñeiro, quien llama a no olvidar que un porcentaje muy significativo de niños tendrá síntomas leves o, sencillamente, ninguno. Como advierte Pineda, estos síntomas también pueden ser debidos a muchos otros virus, así que no habrá manera de saber si es covid-19 hasta que se le haga al pequeño la prueba PCR en su centro de atención primaria (CAP).

¿Qué hacer si presenta algún síntoma de los anteriores?

Según el Ministerio de Sanidad, si los síntomas aparecen en casa, hay que mantener el aislamiento domiciliario y pedir cita en un CAP para valorar si es necesaria o no la realización de la PCR. "En función de los síntomas, el resultado de la PCR y el tipo de contacto -explica Piñeiro-, se establecerán unas cuarentenas de mayor o menor duración".

¿Debo darle gel hidroalcohólico?

Los expertos no lo rechazan, pero prefieren insistir en el lavado frecuente de manos con agua y jabón durante entre 20 y 40 segundos. "Si las manos están sucias, el gel hidroalcohólico sirve de poco", advierte Piñeiro. "En general, hay que mantener estos productos fuera del alcance de los niños y supervisarlos cuando los usan, además de evitar llevarlos en envases que puedan ser atractivos para ellos. Por supuesto, no es lo mismo hablar de menores de dos años, donde se debe priorizar agua y jabón, que hablar de adolescentes, donde el gel hidroalcohólico se puede usar sin problemas. No obstante, hay que insistir en el hecho de que, si tenemos las manos visiblemente sucias, por ejemplo después de jugar en la tierra del parque, los geles son insuficientes", dice Piñeiro. Por su parte, Pineda señala que es necesario que los niños se laven las manos al menos cinco veces al día en la escuela.

Preparativos en el instituto escuela El Gornal, en L'Hospitalet de Llobregat. / ferran nadeu

¿Cuántas mascarillas al día debe utilizar mi hijo?

Piñeiro destaca que lo "importante" no es tanto el número de mascarillas utilizadas al día, sino la "calidad", pues "no todas   sirven". "Como en cualquier otro ámbito, se deben utilizar mascarillas homologadas que realmente eviten la expulsión de fluidos al exterior. Si son reutilizables, el fabricante indicará el número máximo de lavados".

Por su parte, Pineda señala que no solo es necesario un buen lavado de manos, sino que también hacen falta otras medidas, como la aireación de la habitación y el uso de la mascarilla a partir de los 12 años. "La franja de 6 a 12 años deberá utilizarla si los contagios en este grupo se disparan", dice Pineda. También, si no se pueden mantener las ratios recomendadas de 20 alumnos por clase. 

Mi hijo es tímido. ¿Le afectará la mascarilla en clase?

"Los más pequeños no tendrán que llevar mascarilla. Y los mayores la llevarán, pero tienen la parte del lenguaje más adquirida. El lenguaje, con todo, se adquiere en muchísimos lugares, no solo en la escuela. Y esto durará un tiempo concreto, no será para siempre", señala la psicóloga especializada en infancia y adolescencia, Agnès Brossa. Esta experta se muestra optimista: "Los niños están preparadísimos para volver, tienen muchas ganas y las normas muy claras y aprendidas, son más abiertos y flexibles que los adultos".

¿Le influirá no poderse relacionar con niños de otras clases?

Según Brossa, no, en parte porque son medidas temporales. "Hay niños de escuelas rurales con grupos muy reducidos y no por eso son menos competentes en sus habilidades sociales. En grupos reducidos, la vinculación será más fuerte", asegura.

¿Habrá muchas diferencias entre niños tras la cuarentena?

"Las diferencias sociales, culturales o de capacidades de aprendizaje siempre han existido y siempre las debemos tener presentes, no ahora porque hayamos estado seis meses sin cole", dice esta psicóloga. Los pequeños más desfavorecidos requerirán de una atención específica. "Pero todos durante el confinamiento han trabajado y aprendido muchas cosas. Para mí no se ha perdido un trimestre, sino que se ha aprendido de forma diferente", opina. 

¿Cómo le puede afectar que parte del curso sea virtual?

En opinión de Brossa, el trabajo virtual "favorece" el aprendizaje del menor, entre otras cosas porque le ayudará, cuando sea adulto, a teletrabajar desde casa. "Este es un punto fuerte de la nueva sociedad", dice la psicóloga. Aun así, matiza que los niños "deben ir a clase y relacionarse", aunque no pasa nada si durante un tiempo determinado no es posible".  Y lanza un mensaje: "Que hayan estado dos meses en casa no significa que estos niños tengan una afectación de por vida".