02 dic 2020

Ir a contenido

PROCESO DE DESESCALADA

Catalunya descarta que Barcelona pase a la fase 1 este lunes

Salut solicita relajar las medidas en las regiones sanitarias de Terres de l'Ebre, Camp de Tarragona y Alt Pirineu-Aran

La decisión final sobre qué territorios empezarán el desconfinamiento corresponde al Ministerio de Sanidad

Valentina Raffio / Manuel Vilaseró

Varios ciudadanos hacen deporte en el Parc Fluvial del Besós, este martes. 

Varios ciudadanos hacen deporte en el Parc Fluvial del Besós, este martes.  / RICARD CUGAT

La Generalitat pedirá levantar el confinamiento por regiones sanitarias (y no por provincias) priorizando la desescalada en Terres de l'Ebre, Camp de Tarragona y Alt Pirineu-Arán a partir del próximo lunes día 11. Esta decisión dejará a la ciudad de Barcelona, el Àmbit Metropolità Nord, el Àmbit Metropolità Sud, Catalunya Central, Girona y Lleida en la fase 0 (la misma en la que nos encontramos actualmente) durante al menos una semana más. La apuesta por esta división territorial, destacan desde el departament de Salut, permitiría actuar por "áreas dispuestas médicamente" en lugar de por las tradicionales demarcaciones. "Son la unidad territorial que mejor evidencia la evolución y el impacto de la epidemia en cada lugar", ha subrayado la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, durante la rueda de prensa en la que se ha anunciado esta decisión.

La propuesta de desescalada que plantea Calunya se basa en varios indicadores epidemiológicos y sociales con los que se calcula tanto la probabilidad de un rebrote del virus en cada territorio como la eventual capacidad de respuesta frente a este. Según ha explicado Joan Guix, secretario de Salut Pública, la situación de cada región sanitaria se ha evaluado en una escala del 0 a más de 100, siendo este último valor el que refleja el riesgo más alto de presentar una nueva ola de contagios. Esta medida asigna al Alt Pirineu una puntuación de 8, las Terres de l'Ebre de 18 y Tarragona de 21, que dejaría a estos territorios en riesgo bajo de rebrote. La ciudad de Barcelona, por el contrario, sumaría 91 puntos, por lo que se situaría en la franja de riesgo moderado alto.

Los portavoces de Salut han destacado que las "garantías de seguridad" marcarán el proceso de desconfinamiento en Catalunya y que, hoy por hoy, "no se puede poner fecha un camino que jamás hemos recorrido", ha destacado Vergés. La evolución de cada territorio se irá revisando día a día y, según prevén desde el departament, la semana que viene se presentará una nueva propuesta para avanzar en la desescalada. "Las cifras son buenas, pero no nos podemos relajar ni un minuto", ha comentado la 'consellera'. 

Informe técnico del Ministerio

Este miércoles es el último día en el que, oficialmente, las provincias pueden trasladar al Ministerio de Sanidad su solicitud para avanzar en las fases de desescalada. Esta transición hacia la 'nueva normalidad' no se realizará de manera homogénea, sino que variará en función de la afectación de cada territorio. El Hierro, La Gomera, La Graciosa y Formentera, por ejemplo, ya entraron en la fase 1 el lunes día 4. Baleares y Murcia fueron, el pasado martes, las dos primeras comunidades autónomas en solicitar el desconfinamiento en todos sus territorios, seguidas de Navarra y Galicia. Esta misma tarde también se ha dado a conocer que la Comunidad de Madrid pedirá avanzar a la fase 1, aunque los indicadores muestren que el riesgo de rebrote sigue presente. 

Será el titular de  Sanidad, Salvador Illa, quien decida finalmente qué territorios pasan de fase. Lo hará de modo razonado a través de un orden ministerial, según avanzó ayer el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Illa tomará la decisión en función de los informes del grupo técnico de evaluación integrado por 12 expertos de la dirección general de Salud Pública entre los que figura el propio Simón. Éste no quiso revelar el resto de nombres de los mismos  alegado que sufren presiones de la sociedad y de los medios de comunicación y dar los nombres haría más difícil que puedan trabajar con absoluta libertad. "Lo mejor que podemos hacer es dejar que hagan su trabajo correctamente y de la forma más independiente posible".

Los expertos piden prudencia

Este mismo miércoles, diversos expertos se han pronunciado sobre esta cuestión durante el Simposio Virtual de Investigación en Coronavirus organizado por la Societat Catalana de Biologia (SCB). En este foro, los científicos interpelados han argumentado que difícilmente Barcelona y Madrid pasarán a la fase 1 del plan de desescalada planteado por el Gobierno y previsto para el 11 de mayo. En este sentido, Antoni Trilla, jefe del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, que ha indicado que, aunque estemos en una fase de control del virus, Madrid y Barcelona "aun no están en una buena situación para pasar de fase en el desconfinamiento". Asimismo, el epidemiólogo ha defendido que "hay que aguantar una semana más y ver si la incidencia baja", ya que, hoy por hoy, es prácticamente el doble que la media de España, y concentra el 75% de los casos de Catalunya.

El jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias i Pujol, Bonaventura Clotet, ha advertido que "en áreas más densas hay más riesgo de rebrote y puede haber otro alud de personas en los hospitales". Sobre la capacidad de responder ante las eventuales nuevas olas producidas durante el proceso de desescalada, el también director del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixaha añadido que "el sistema sanitario está más preparado que al principio de la epidemia", por lo que será más difícil que los hospitales colapsen.

Asimismo, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido este miércoles que "el riesgo de volver al confinamiento es muy real" en los países que actualmente están aliviando sus medidas de distanciamiento social si no se lleva a cabo una adecuada gestión de la desescalada.