MÁS CONTAGIADOS PORQUE HAY MÁS TEST

España dobla su capacidad para realizar test, un mes después de que lo pidiera la OMS

El Gobierno obvia la nueva contabilización de la Generalitat, que incluye a los fallecidos en las residencias sin un test previo de diagnóstico

Se ha pasado de 20.000 a 47.000 test PCR diarios, lo que ha incrementado el número diario de contagiados a más de 5.000 en los dos últimos días

Un sanitario traslada a un enfermo de covid-19 al hospital en Atenas, Grecia. 

Un sanitario traslada a un enfermo de covid-19 al hospital en Atenas, Grecia.  / EFE

4
Se lee en minutos
Patricia Martín

España ha doblado su capacidad diagnóstica, si bien un mes después de que fuera necesario decretar el estado de alarma para confinar a la gente en sus casas y contener así el avance del coronavirus. La OMS pidió a España y otros países hacer “test, test y test”  hace justo hoy un mes, en línea con las reclamaciones de los expertos. De hecho, los países o regiones que mejor han controlado la epidemia han sido aquellos que han realizado más pruebas a la población, lo que permite aislar a todos los casos y sus contactos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado este jueves de que de 20.000 test diarios PCR se ha pasado a realizar entre 40.000 y 47.000, lo que ha contribuido a la realización de 930.230 desde el inicio de la epidemia. El aumento del número de PCR, la prueba más fiable porque detecta material genético del virus, ha sido posible gracias a que el Instituto de Salud Carlos III ha validado ocho nuevos centros de investigación y universidades, de forma que ya son 13 los institutos con autorización para realizar estas pruebas, lo que se suma a los esfuerzos llevados a cabo por las comunidades autónomas.

A esto hay que añadir los test rápidos, que detectan anticuerpos, de los que ya se han repartido dos millones a las autonomías y se están usando para hacer barridos en residencias de ancianos y hospitales. Dichos análisis aumentan su vez la capacidad de realizar PCR, puesto que las personas que dan positivo al primero no se les hace los test genéticos.

Repunte en el número de contagiados

De hecho, el aumento en la capacidad diagnóstica ha provocado que en los dos últimos días se registre un repunte del número de contagios, pero no quiere decir que haya más, sino que se detecta una bolsa oculta. Así, el balance diario del Ministerio de Sanidad recoge este jueves 5.183 nuevos positivos, 91 más que el miércoles, cuando la cifra escaló de los entre 3.000 y 4.000 casos diarios de los últimos a más de 5.000. La cifra total de infectados se sitúa en 182.816 y es previsible que crezca más rápido en los próximos días, a medida que se aumente el número de PCR hasta las 50.000 diarias. Además, se repartirán otros tres millones de pruebas de anticuerpos a las autonomías.

El recuento de Sanidad informa, por primera vez, de cuántos de los nuevos positivos se han diagnosticado por test rápido: son 1.312 de los 5.183. Y de ellos, según el portavoz sanitario del comité técnico de gestión de la crisis, Fernando Simón, un "porcentaje importante" no han tenido síntomas, si bien, los test rápidos serológicos sí han detectado que tienen anticuerpos y por tanto cierta inmunidad contra la Covid-19.

Según Simón, es "muy buena noticia" que se haya aumentado la capacidad diagnóstica porque es una de los requisitos necesarios para comenzar la fase de desescalada de las medidas de confinamiento. El otro es que los hospitales, que en los últimos días están sufriendo una menor presión, tengan capacidad de responder si se producen nuevos rebrotes. Además, el Gobierno espera tener datos, aunque sean preliminares, del estudio de seroprevalencia que testará la inmunidad de la población en general. Si bien, iba a empezar esta semana y todavía está en una fase piloto. 

El informe obvia la nueva contabilización de Catalunya

Por otro lado, el recuento de Sanidad obvia la nueva contabilización sobre fallecidos de la Generalitat, que el miércoles por la noche informó, con las cifras proporcionadas por las funerarias, que el número de muertos en Catalunya es el doble del notificado hasta ahora, al pasar de 3.700 a 7.097. Esta nueva cifra contabiliza a fallecidos en residencias y en casas particulares a los que no se les ha realizado test para determinar exactamente si padecían coronavirus o no, pero sí existían evidencias médicas. Si bien, el informe del Gobierno sigue fiel al criterio de contabilizar exclusivamente a aquellos con un test previo positivo. En Catalunya reporta este jueves 3.855 decesos y en toda España 19.130 muertes. Son 551 más en un día, lo que significa que la cifra diaria ha vuelto a crecer aunque el porcentaje de incremento se mantiene en el 3%. 

Sobre la diferencia de criterio con el Govern, el ministro ha alegado que España “cumple con una definición de caso muy estricta” y conforme a los criterios de la OMS y la UE. “Otro tipo de consideraciones no están en la línea con las definiciones internacionales y no lo vamos a hacer”, ha sentenciado.

La discusión con el Govern

Noticias relacionadas

A su vez, Fernando Simón ha explicado que el Gobierno tiene que “discutir” con la Generalitat “qué significan” los datos de las funerarias porque el Ejecutivo no tiene seguridad de que tengan un “diagnostico de coronavirus previo”. “Es importante valorar la causa y si realmente tenían coronavirus o no”, ha insistido antes de subrayar que conocer la “cifra real” de fallecidos por Covid-19 es “difícil”, aunque se tengan “buenas estadísticas”, debido a que con un test previo se sabe que los fallecidos tenían coronavirus, pero no que esa fuera finalmente la causa del fallecimiento.

En cualquier caso, ante las críticas por no contabilizar a todos los fallecidos, el Ejecutivo ha pedido a todas las autonomías que le informen de los muertos en residencias, con el objetivo de analizar y publicar la información de forma conjunta, aunque seguramente diferenciada sobre el cómputo de fallecidos con test previo. Las comunidades deberían haber informado al Gobierno antes del 8 de abril pero Sanidad no ha hecho públicos aún los datos porque alega que no ha recibido la información de todas las administraciones.