28 sep 2020

Ir a contenido

La comisión 8-M llama a la unidad frente la división en el feminismo

El debate se ha recrudecido en las últimas semanas en torno a la prostitución o la ley trans

"Tengamos cuidado y no seamos irresponsables porque el enemigo es el patriarcado", señala una portavoz

Patricia Martín

Estudiantes de la Universitat de Valencia en la manifestación feminista del 8-M de 2019 ante el Rectorado.

Estudiantes de la Universitat de Valencia en la manifestación feminista del 8-M de 2019 ante el Rectorado. / MIGUEL LORENZO

En el movimiento feminista español los debates en torno a temas como la prostitución son constantes desde la Transición. Si bien, en las últimas semanas la división se ha recrudecido, no sólo entorno a la prostitución, sino también a la gestación subrogada y al proyecto de ley trans, como se ha puesto de manifiesto con la expulsión de IU del Partido Feminista capitaneado por Lidia Falcón y como se puede comprobar en los enfrentamientos en la redes sociales, en los que participan reconocidas feministas. La formación de Falcón fue expulsada porque se posicionó en contra de la ley trans impulsada por Unidas Podemos en la oposición, que en su opinión “invisibiliza a las mujeres”.

Ante este clima, la Comisión 8-M hizo este miércoles un llamamiento a la unidad a las puertas de los actos del Día de la Mujer, el próximo domingo. “En la sociedad nadie cuestiona a las mujeres trans y que están necesitan más derechos, tengamos mucho cuidado y no seamos irresponsables porque el enemigo es uno: el patriarcado”, señaló la vocera Sara Neila en la presentación de los actos que tendrán lugar en Madrid. Ante el debate abierto, el manifiesto que llama a participar en los actos del 8-M, como en años anteriores, deja fuera los temas en los que hay conflicto y se centra los puntos de unión, como la lucha contra las violencias machistas.

Sin huelga unitaria pero sí manifestación

Este año no hay una convocatoria unitaria para hacer huelga. Algunas autonomías como Catalunya, Aragón y Andalucía, sí que han convocado paros y huelga pero otras, como la Comunidad de Madrid, han optado por una herramienta denominada ‘Revuelta feminista’, que consiste en la celebración actos diversos durante el mes previo al 8-M, para demostrar que las reivindicaciones de las mujeres van más allá de un día al año. Pese a la diversidad de criterios, la comisión 8-M no prevé que la afluencia al acto central, que sigue siendo la manifestación, que en Madrid se celebrará por la tarde y en la que por primera vez participará el PP, se vea mermada.