Ir a contenido

LABORATORIO TECNO-SOCIAL

Llumeneta, un dispositivo que quiere combatir la pobreza energética

La asociación Can Guifi crea un sencillo aparato que permite medir el consumo eléctrico doméstico

El proyecto pretende apoyar a colectivos vulnerables, mujeres que viven solas y personas de la tercera edad

Luis Benavides

Antonia Folguera, del equipo de Can Guifi, conecta un dispositivo Llumeneta

Antonia Folguera, del equipo de Can Guifi, conecta un dispositivo Llumeneta / ÁLVARO MONGE

Llumeneta es el nombre de un pequeño dispositivo que permite medir el consumo eléctrico doméstico y aporta unos datos claves para combatir la pobreza energética. Este sencillo aparato está pensado para dar apoyo a colectivos frágiles, como familias monoparentales, mujeres que viven solas y personas de la tercera edad.

Los creadores de Llumeneta son miembros de Can Guifi, un proyecto de innovación social autodefinido como "laboratorio tecno social". El prototipo de este dispositivo fue posible, de hecho, gracias a una subvención de Barcelona Activa. Uno de los ideólogos y creadores de Llumeneta es el diseñador de medios interactivos Efráin Foglia. "Todo empezó hace unos cuatro años cuando nos enteramos de la muerte de una anciana en Reus que alumbraba su casa con velas porque no podía pagar la luz", recuerda Foglia, quien entonces comprendió que el gran reto de reducir el impacto ecológico podía combinarse con otras luchas como la pobreza energética. "La pobreza energética no es solamente no poder pagar las facturas, sino dejar de hacer otras cosas para poder pagar unas facturas que quizá no son justas", puntualiza.

El funcionamiento de Llumeneta es muy sencillo: basta con conectar este dispositivo entre la toma de corriente y un electrodoméstico. "En su interior su microtecnología permite medir el consumo eléctrico pero también la temperatura dentro y fuera de la estancia gracias a unos sensores", explica Foglia. Los datos obtenidos se pueden visualizar en el ordenador o en cualquier dispositivo conectado a internet, como un 'smartphone' o una tableta. También, en el caso de personas sin este tipo de pantallas o con pocas habilidades tecnológicas, pueden ser consultados en remoto por miembros de Can Guifi. 

El consumo aparece traducido en euros y no en amperios o vatios –continúa el diseñador- para que sea mucho más entendible para la gente”. Así, el aparato permite cuantificar el consumo energético y tomar todo tipo de decisiones, que van desde cambiar las bombillas de la lámpara por unas LED a contratar menos potencia o incluso cambiar de compañía.

Antònia Folguera y Efraín Foglia, con un dispositivo Llumeneta y un ordenador con los consumos /ÁLVARO MONGE

La información ofrecida por este aparato que Can Guifi cede gratuitamente durante un tiempo pone de manifiesto el derroche energético y fomenta un uso mucho más responsable y sostenible de los aparatos domésticos. Los datos obtenidos por todas las Llumenetas, un total de 40, pueden ser publicados en la web del proyecto, pero también se pueden guardar de manera local si la persona que utiliza el dispositivo lo prefiere  por cuestiones de privacidad.

“Sustituir las luces normales por otras de tipo Led, usar regletas y cambiar la nevera por una más ecológica me ha supuesto un reducir en un 30% la factura“, asegura otro de los creadores del ‘hardware’ de Llumeneta, Josep Olost, junto a Josep Mercader, Jordi Sala y Efraín Foglia. Los cuatro son miembros de EXO (Expansió Xarxa Oberta), una asociación sin ánimo de lucro que promueve el conocimiento de las tecnologías de la comunicación y crea redes de telecomunicaciones abiertas.  "Desde EXO damos conectividad en entornos donde no llega internet y trabajamos con otras asociaciones para reducir la fractura digital", añade. 

La persona, en el centro

Llumeneta requiere conectarse a internet para funcionar pero quiere romper con un concepto estrechamente relacionado con el 5G, el ‘Internet of Thing’ (el internet de las cosas), anteriormente conocido como domótica. Foglia considera necesario que  la persona vuelva a estar en el centro y por eso prefiere hablar de ‘Internet of the people’ (internet de las personas).

Can Guifi venderá Llumenetas montadas por 30 euros -que es lo que cuestan sus diferentes componentes- y también compartirá los manuales para crear este dispositivo en casa. Asimismo organizan talleres para las personas interesadas en montar uno de estos sencillos aparatos.