Ir a contenido

Dos años prófugo

Detenido en Roma un ladrón de autopistas que huyó de la cárcel de Brians 2

El arrestado aprovechó un permiso penitenciario para huir de la justicia en octubre del 2017

El Periódico

Entrada a Brians 2.

Entrada a Brians 2. / Ferran Nadeu

La Policía Nacional, en colaboración con los Mossos, ha detenido en Roma a un preso condenado por homicidio que llevaba huido de la justicia desde hace casi dos años cuando no regresó a la cárcel tras disfrutar de un permiso penitenciario. 

El fugitivo, de nacionalidad peruana, contaba con siete reclamaciones de juzgados catalanes en vigor, así como numerosos antecedentes policiales por delitos como robo de fuerza, robo con violencia, lesiones, hurto, contra la seguridad del tráfico, receptación, tenencia de armas u homicidio.

Las pesquisas permitieron conocer que el prófugo se ocultaba en Italia, y tras un intenso análisis de la información recabada, y con la colaboración de los Carabinieri italianos, el fugado fue localizado y arrestado en Roma, donde vivía valiéndose de documentación falsa, según informa la Dirección General de la Policía. 

Dos años huidos

La detención se ha producido por el canal de cooperación policial internacional que brinda la Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos, ENFAST por sus siglas en inglés, mediante el que se lleva a cabo el intercambio de información operativa relativa a casos de especial relevancia.

El prófugo cumplía condena por homicidio en la Prisión de Brians II de la Provincia de Barcelona cuando aprovechó un permiso penitenciario para huir de la justicia en octubre del 2017.

El arrestado estaba especializado en el robo a conductores en autopistas y carreteras, haciendo uso de armas de fuego y de violencia extrema

En el año 2000 fue detenido tras ser sorprendido por un policía fuera de servicio, cuando robaba al conductor de una autocaravana en la autopista A-7. En ese momento, el fugado disparó en dos ocasiones contra el agente, sin alcanzarle, y posteriormente fue localizado y detenido en Sitges gracias a la información facilitada por el policía.