Ir a contenido

VIOLENCIA MACHISTA

Un hombre mata a su pareja y se suicida en Valencia

Al parecer la habría matado anoche con un cuchillo y se habría precipitado al vacío desde el piso al intentar acceder a él la Policía

De confirmarse que se trata de violencia machista, sería la víctima número 1.000 en España desde que hay registros oficiales en el 2003

Nacho Herrero

Levantamiento del cadáver de la mujer asesinada en Alboraia.

Levantamiento del cadáver de la mujer asesinada en Alboraia. / MIGUEL LORENZO

La Guardia Civil ha hallado este lunes el cuerpo sin vida de una mujer de 29 años en una vivienda del barrio de Port Saplaya, en la localidad de Alboraia (Valencia), y el de su compañero sentimental, un hombre de 48 años. Al parecer el hombre ha matado a la mujer y posteriormente se ha suicidado tirándose desde un quinto piso a primera hora de la mañana.

Conocidos de la víctima confirmaron a EL PERIÓDICO que la pareja estaba en "proceso de ruptura" y que últimamemte la relación entre ambos era más tensa de lo habitual. Vecinos de la pareja también destacan que el presunto asesino tenía un carácter algo arisco y que apenas se relacionaba con ellos, a diferencia de la mujer.

El asesinato se habría cometido con un cuchillo y la rigidez que presentaba el cuerpo hace que las primeras estimaciones apunten a que llevaba varias horas muerta, por lo que el asesinato se podría haber producido en la noche del domingo.

Al parecer, la ausencia de la mujer en su trabajo o la falta de contacto con su familia en las últimas horas habría provocado una denuncia en la Policía y cuando los agentes y los Bomberos han tratado de acceder a la vivienda porque nadie abría la puerta, el hombre se habría lanzado al vacío. Por diversas marcas que tenía en el cuerpo, podría haberse intentado autolesionar antes de saltar.

La jueza de guardia ha acudido a la vivienda y pasadas las 14 horas ha concluido el levantamiento de los cadáveres que han sido conducidos al Instituto de Medicina Legal de València para serles realizadas las correspondientes autopsias.

Port Saplaya, a escasos cinco kilómetros de València y separado también del núcleo urbano de Alboraya, es barrio junto al mar con la peculiaridad que tiene canales internos a modo de gran dársena. El presunto asesino habría saltado precisamente a uno de los amarres.

La mujer asesinada era muy conocida y apreciada porque su madre había tenido un conocido bar en la plaza interior más amplia del barrio, frecuentada habitualmente por los vecinos que tienen en Port Saplaya su vivienda habitual y no tanto por los que tienen allí un piso como segunda residencia o por los turistas.

En ese bar de la madre, ambos habrían llegado a trabajar juntos, ella como camarera, de ahí también que muchos vecinos hablaran habitualmente con ella, y él de cocinero.

Las autoridades en funciones, tanto el alcalde de Alboraya, Miguel Chavarría, como la vicepresidenta de la Generalitta Mónica Oltra y el president Ximo Puig han dado por hecho que se trata de "un asesinato machista". "Tenemos que seguir luchando para acabar con la lacra del terrorismo machista", ha señalado Puig.

Víctima 1.000

De confirmarse que se trata de un crimen de violencia machista, la mujer fallecida sería la víctima número 1.000 desde que existen en España registros oficiales en el 2003.  La jueza de guardia ha acudido a esta urbanización junto al mar en la que se ha producido este presunto asesinato y ha dado permiso para levantar ambos cadáveres.

Las mismas fuentes han informado de que la mujer fallecida es de nacionalidad española y el hombre es rumano; ambos eran pareja de hecho desde hace cuatro años.