Ir a contenido

COLECTIVO VULNERABLE

La alcaldesa de Rubí acusa a la Generalitat de querer "hacer negocio" con los menores migrantes

El president Quim Torra ha tildado de "muy grave" el abucheo que vivió el martes la directora general de Infància

Un grupo de vecinos protesta contra la construcción en la localidad de un centro para 80 adolescentes subsaharianos

Elisenda Colell

Protesta vecinal en Rubí contra el centro de menores extranjeros, el pasado lunes.

Protesta vecinal en Rubí contra el centro de menores extranjeros, el pasado lunes. / RUBÍ TV

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez (PSC), ha acusado a la Generalitat de pretender "hacer negocio" con los menores migrantes. Unas acusaciones que llegan después de que el pasado martes la directora general de Atenció a la Infància i Adol·lescència fuese abucheada al tratar de explicar a los vecinos por qué van a construir un centro para menores migrantes en la localidad. "No es no", gritaban los vecinos. 

Martínez, en plena campaña electoral, ha asegurado que el propietario del local donde se van a ubicar los 80 menores subsaharianos, el antiguo Hotel Terranova, es el mismo donde residen actualmente, también un hotel en Sant Just Desvern. "Están haciendo negocio con estos menores", ha asegurado la socialista en una entrevista en Ser Catalunya, el jueves por la mañana. Y ha insistido en que la Generalitat actuó de "forma unilateral" sin avisar los vecinos con suficiente antelación. La primera comunicación fue el 2 de mayo, aunque el centro se tiene que habilitar a mediados de junio. 

Por su parte, el president de la Generalitat, Quim Torra, tildó de "muy graves" los hechos ocurridos el pasado martes en la localidad vallesana, donde se hizo evidente la repulsa de los vecinos y la nula voluntad del ayuntamiento para contribuir a la apertura de este centro. El 'conseller' de Afers Socials, Chakir el Homrani, se limitó a compartir el documento que en abril todos los partidos firmaron para no instrumentalizar la inmigración en campaña electoral. "No podemos decir nada más", expuso en Twitter.

La entidad SOS Racismo sí ha tildado de "racismo electoral" la actitud de la alcaldesa de Rubí. En un tuit, ha culpado a la edil de cometer "irresponsabilidad política" por reproducir, fomentar el odio, el rechazo y el racismo en plena campaña electoral.

Temas: Menas DGAIA