Ir a contenido

COLECTIVOS

Las víctimas de homofobia en Catalunya se duplican en un año

El Observatori contra la homofobia ha recibido 35 incidencias este 2019, el doble si se compara con el mismo periodo de 2018

Los activistas piden pedagogia en colegios e institutos porque el perfil del agresor cada vez es más joven

Elisenda Colell

Concentracion de apoyo a  una de agresion sexual delante del Ayuntamiento de El Prat, que sucedió durante el Carnaval.

Concentracion de apoyo a  una de agresion sexual delante del Ayuntamiento de El Prat, que sucedió durante el Carnaval.

En lo que llevamos de año se han detectado el doble de ataques homófobos contra el colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales) en Catalunya que durante el mismo periodo del año anterior. Lo aseguran los responsables del Observatori Contra l'Homofòbia, que desde principios de enero hasta hoy ya han atendido a 35 víctimas, cuando el primer trimestre de 2018 fueron 16.

La mayoría de ataques son agresiones, insultos o vejaciones que tienen lugar en Barcelona durante el fin de semana. Los activistas han pedido medidas de sensibilización entre los más jóvenes, porque han detectado que la edad del agresor se afianza en la adolescencia y la primera juventud. 

Una persona cada dos días

Durante este 2019, cada dos días una persona se acerca al Observatori Contra la Homofobia (OCH) de Catalunya para reportar que ha sido víctima de un ataque homófobo por el hecho de su identidad sexual y de género. Es decir, por ser gay, lesbiana, transexual o bisexual. Una situación que crece, porque durante el año pasado se reportaban estos casos una vez cada cuatro días. "Notamos un aumento de las agresiones, pero también es cierto que la gente ve la necesidad de que queden constancia de estos hechos y se registre su caso", ha explicado el coordinador técnico de la entidad, Cristian Carrer. Por ejemplo este marzo han reportado una incidencia al día.

Escupitajos, amenazas e insultos

La mayoría de víctimas se han acercado a la entidad para denunciar agresiones. Por ejemplo la paliza que se registró en el metro de Urquinaona, o durante el Carnaval en el Prat de Llobregat. Pero no todas son físicas. "Hay personas que han tenido que aguantar escupitajos, amenazas e insultos", ha explicado Carrer. Y este tipo de incidencias suelen ser las más numerosas. 

Sin embargo, desde la entidad detectan que la mayoría de casos que se denuncian acaban en nada. "La mayoría de las víctimas no confían en la justícia, y tampoco nos consta que la Generalitat active denuncias de oficio, aunque la ley se lo permita", asegura el coordinador. Para acabar con esta situación, que según los activistas genera "impunidad", se ha establecido una mesa de coordinación con los Mossos d'Esquadra, especialmente pensado para las agresiones que se sufren en el área metropolitana de Barcelona durante el fin de semana, que son la mayoría de los que reporta esta entidad. También el conseller d'Afers Socials, Chakir el Homrani, se ha mostrado "dispuesto", según ha explicado hoy la entidad, a "estrechar la comunicación y coordinación" de los casos además de iniciar campañas de sensibilicación.

Jóvenes agresores

Un dato alarmante, y preocupante, es que a lo largo del año el Observatori está detectando que los agresores de las personas LGBTI son cada vez más jóvenes. "Chicos adolescentes están protagonizando el grueso de agresiones sufridas", ha asegurado Carrer. Y en este sentido, han pedido a la Conselleria d'Ensenyament que apueste por la pedagogía en clase. "No solo conseguiremos acabar con esta lacra a golpe de sentencia", ha avisado el técnico. Por ello, ha apuntado que la ley catalana contra la homofobia, aprobada hace cuatro años, incluía educar en perspectiva de género, entre otros con los libros de texto.

Acoso machista en fiestas

A lo largo del 2018, el Observatori Contra l'Homofòbia estuvo presente en 15 fiestas que tuvieron lugar en Barcelona. La mayoría, el Brunch in the CityBrunch in The Park, pero también el Off Sonar y el festival Digital. En total, 20 personas reportaron haber sufrido acoso. "La mayoría eran mujeres que nos contaron que un hombre las había manoseado o vejado", explica la responsable del proyecto Francisca Cifuentes. Aunque también tuvieron que intervenir en algún caso de estas características entre hombres homosexuales.

"Estamos hablando de comportamientos machistas, los hombres se sienten con el poder de manosear otra persona, normalmente a las mujeres", ha relatado Cifuentes. De estas 20 agresiones, solo en un caso se logró encontrar al agresor y expulsarle. "El principal problema que tenemos es localizarle en la fiesta", señala. Ahora este proyecto de "Fiestas Amables", se quiere extender con otros festivales y locales. Un ejemplo, la discoteca Razmatazz, que según los activistas, les ha pedido de colaborar en su local.

Radiografía mensual

Ante este aumento de casos, el Observatori se ha propuesto reportar una radiografía de las denuncias que reciben cada mes. Des de hoy, esta entidad se encuentra ubicada en el nuevo centro LGTBI de Barcelona, ubicado en la calle Borrell, que solo abrir ya vivió un ataque homófobo. En lo que lleva de apertura, ha habido 50 personas que se han dirigido a este espacio para hacer varias consultas. Entre ellas, dudas sobre como actuar frente al acoso laboral, dificultades para encontrar trabajo, información para iniciar un proceso de cambio de sexo, reproducción asistida o para acompañar mejor sus hijos.