Ir a contenido

LA CONVIVENCIA EN CLASE

El anonimato, clave para denunciar el acoso escolar

50 escuelas de Catalunya y Andorra usan una aplicación para detectar el bullying entre sus alumnos

La herramienta contabilizó 2.000 denuncias en el curso 2017-2018

Alba Jaumandreu

La aplicación B-Resol que emplea la escuela Virolai de Barcelona. Medio centenar de escuelas de Catalunya y Andorra ya usan esta ’app’ para luchar contra el ’bullying’ y el ’ciberbullying’.

La aplicación B-Resol que emplea la escuela Virolai de Barcelona. Medio centenar de escuelas de Catalunya y Andorra ya usan esta ’app’ para luchar contra el ’bullying’ y el ’ciberbullying’. / JOAN CORTADELLAS

El anonimato es la clave de la denuncia del acoso escolar. Que el alumno sepa que no será tachado de chivato. Que será partícipe de la ayuda y no cómplice del acoso. Cuatro estudiantes de cuarto de ESO de la escuela Virolai de Barcelona cuentan bajo nombres falsos su experiencia con B-Resol, una aplicación de móvil pionera en la erradicación del acoso escolar y que aporta esa discreción que estos jóvenes consideran clave para que el experimento funcione.

Medio centenar de escuelas de Catalunya y Andorra ya usan esta 'app' para luchar contra el 'bullying' y el 'ciberbullying'. Se trata de una herramienta que permite denunciar situaciones de acoso escolar e iniciar un proceso de mediación con los profesores sin que lo ocurrido lo sepa nadie más que los protagonistas.

"Esta aplicación se basa en hacer un cambio de mentalidad. Tratar los problemas de base y de una forma precoz"

Natalia Flores

Socia cofundadora de BNC Resol

La escuela Virolai hace dos años que emplea B-Resol para denunciar situaciones de acoso o problemas en los que se pueden encontrar sumergidos los alumnos. El estudiante solo tiene que introducir el código del colegio, escribir un mensaje, agregar material audiovisual si lo tiene y enviárselo al profesor mediador con el que más confianza tenga.

Marta, una alumna de la escuela, resume que esta aplicación sirve para ayudar a los compañerosJuanma, compañero de Marta, añade que es mucho más fácil explicar lo que sucede si lo haces desde el anonimato. "Te aseguras de que no te señalarán", añade.

Uno de los principales logros de la escuela a través de esta herramienta ha sido la ayuda a una alumna que sufría un trastorno alimenticio. Albert, compañero de la afectada, cuenta que gracias al uso de la aplicación pudieron detectar el problema y ayudarla. "Ella misma y una amiga usaron la aplicación para explicar la situación en la que se encontraba, ya que no sabía cómo afrontarlo", rememora. Ahora esta chica ya ha podido superar el trastorno.

Porque todos coinciden en que esta aplicación, más allá de su uso principal, va muy bien para denunciar otras situaciones que puedas detectar como trastornos alimenticios o comportamientos sospechosos. Este lunes ha sido reconocida con el Premio ADR i Mediació con motivo del Día Internacional de la Mediación. Es la primera edición de los premios, que se entregan desde el Departament deJusticia, en donde se reconoce el trabajo y las iniciativas  en mediación

"Desterrar la imagen del que denuncia es la clave para acabar con casos de abuso "

María José Miranda

Coordinadora de B-Resol en la escuela Virolai

María José Miranda, coordinadora de la aplicación en el centro Virolai, explica que en la escuela se denuncian normalmente casos leves, y sobre todo se señala a los abusadores para poder acabar con este perfil de alumno en las clases. "Desterrar la mala imagen del que denuncia es la clave para acabar con casos de abuso", explica la coordinadora, que asegura que en estos dos años de uso de la herramienta han recibido 10 denuncias.

Miranda asevera que aunque nunca ha sido un colegio con demasiados conflictos, es cierto que gracias al uso de la aplicación es mucho más sencillo recibir información delicada de los alumnos que necesitan ayuda.

Arnau, alumno de la escuela, añade que lo cierto es que tienes que vigilar lo que denuncias, ya que no siempre los compañeros quieren que se haga el aviso. "Imagina que dicen algo sobre ti que no quieres que se sepa", añade Marta.

Esta escuela cuenta con alrededor de 20 profesores mediadores que tienen acceso a la aplicación y con los que los alumnos pueden contactar para denunciar un caso. Además, todo lo referente a una denuncia queda guardado en la aplicación puede descargase luego para poder archivar el caso.

Haz el click

Esta aplicación, colorida e intuitiva, es gratuita para los alumnos, pero de pago para las escuelas, que tienen que abonar una licencia anual. La principal característica es que es muy segura para proteger la información, no solo del emisor de la denuncia, sino por el contenido que puede denunciarse.

Cada escuela cuenta con un código para acceder a la aplicación. Una vez entran a la aplicación, los niños escriben el mensaje en donde pueden adjuntar contenido audiovisual, y escogen al profesor mediador al cual quieren dirigirse. Allí empieza, si es necesario, un chat entre el profesor y el denunciante.

Solo en el curso pasado se detectaron 2.000 ‘clicks’ de denuncias de compañeros que alertaban de una situación de abuso o de descontrol. El 15% de los casos se han categorizado como casos graves, y los 85% restantes han sido casos de gestión de mediación o de casos de detección de un conflicto.

El 80 % de los casos no es la víctima la que denuncia el abuso, sino que son compañeros o observadores del conflicto que deciden denunciar el caso.

"El hecho que la denuncia se pueda hacer en un entorno privado como puede ser desde la cama de tu casa, hace que el denunciante lo pueda reflexionar y ver como una situación de acoso", asegura Natalia Flores, socia cofundadora de BCN-Resol.    

El uso de esta herramienta está enfocado a alumnos de ESO, aunque se ha detectado que los casos de acoso escolar empiezan en los últimos cursos de primaria. Por este motivo la empresa BCN-Resol ha lanzado la versión web para alumnos que tiene prohibido el uso del móvil.  

Cultura del diálogo 

Durante la entrega de premios Ester Capella, ‘consellera’ de justicia, ha remarcado la necesidad de usar la mediación como herramienta de trabajo, no solo en los conflictos. “La mediación es una herramienta esencial, reduce los costes emocionales”, ha remarcado la ‘consellera’.

Además, ha querido poner énfasis en la capacidad de persuasión de la mediación, y en la cultura del diálogo que manca en nuestro territorio. “Esto hace visible que aún queda un largo para camino recorrer, para que la mediación llegue a ser una práctica cotidiana, culmina Capella.

La 'consellera' ha querido recordar que: "En un juicio siempre hay uno que gana y uno que pierde. En cambio en una mediación hay muchas alternativas. No hay vencidos ni ganadores". De esta manera Capella ha culminado el discurso de la primera edición de los premios, y ha invitado a la gente a que sigan participando, y trabajando para la mediación.

Temas: 'Bullying'