Ir a contenido

Sobre todo en las Terres de l'Ebre

AnimaNaturalis denuncia el incremento de las fiestas con toros embolados

La entidad animalista denuncia que cada año se realizan 430 'correbous' y pide endurecer la normativa

Óscar Hernández

Espectáculo de toro embolado en Sant Jaume d’Enveja, en el 2016.

Espectáculo de toro embolado en Sant Jaume d’Enveja, en el 2016. / AnimaNaturalis

La asociación AnimaNaturalis ha denunciado hoy, Dia Mundial de los Animales, el incremento de fiestas con toros, especialmente bous embolats y capllaçats, en Catalunya en los últimos años. El aumento ha sido mayor en Terres de l’Ebre donde este tipo de festejos, en los que no se sacrifica el animal, son más populares.

Aida Gascón, presidenta de esta oenegé amimalista, sostiene que "cada año se celebran más correbous en Catalunya, unos 430, y los embolados en lo que va de año son ya 138, un 10% más que el año anterior". Aunque la actual temporada del 2018 finaliza a finales de octubre, y solo a partir de entonces la Delegació del Govern a les Terres de l’Ebre dará el número exacto de correbous celebrados, AnimaNaturalis ha censado los actos festivos con toros a través de los programas de las fiestas para constatar este aumento.

Preparación de denuncias

Los voluntarios de la oenegé también han asistido este año a numerosos espectáculos en diferentes municipios como Amposta, Sant Carles de la Ràpita, Mas de Barberans, L’Ampolla  y Camarles. En estas fiestas han elaborado informes para presentar denuncias en los casos que se haya detectado maltrato a los animales o la asistencia de menores, ambas cosas prohibidas por la legislación catalana, una de las más restrictivas de España que de hecho prohíbe las corridas de toros. “Sin embargo, las denuncias nunca prosperan”, añade Gascón, que ha presentado estas cifras este mediodía delante del Palau de la Generalitat, al tratarse este tema de una cuestión autonómica.

El delegado del Govern en las Terres de l’Ebre, Xavier Pallarés, ha explicado a este diario que el número de correbous celebrados año tras año se mantiene estable. “Respecto a las denuncias, varias han acabado en sanción una vez comprobadas y escuchadas las alegaciones de los afectados”, ha indicado Pallarés.

Multa por usar pirotecnia

Según los datos del departamento que dirige Pallarès, de las nueve denuncias puestas en el 2016, cuatro acabaron en sanción y una fue por usar pirotecnia en el animal. En el 2017 se recibieron 11 denuncias y en el 2018, 7. La mayoría todavía están en tramitación. Las últimas son por el uso de palos en los espectáculos.

Gascón ha explicado que su organización, que tiene unos 500 socios en toda España, algunos de cuyos miembros han sido agredidos por denunciar las malas prácticas con los toros, no está en contra de los encierros con vaquillas, pero se oponen a cualquier actividad que pueda infligir daño al animal, como los toros embolados (en los que se prende fuego en los cuernos) o el embolat, en el que se le ata la cabeza para luego empujarlo. “Ha habido algún caso en que el animal ha muerto por estrés después de la actuación”, denuncia la presidenta de AnimaNaturalis.

El propio Xavier Pallarès asegura que cuando era alcalde en su municipio (Arnes, Terra Alta)  sólo se realizaban encierros por no los otros tipos de espectáculos, que a él tampoco le gustan, por lo que entiende la preocupación de AnimaNaturalis. De los 425 espectáculos con toros autorizados en las Terres de l’Ebre en el 2016 , 122 fueron embolats y 47, capllaçats. En el 2017, hubo 432 actuaciones con astados (123 embolats y 45 capllaçats).

Modificar la ley

AnimaNaturalis quiere que el Parlament de Catalunya amplía la normativa para vetar los enllaçats y los embolats. “Es una ley que ya tiene ocho años pero que presenta muchos vacíos legales y ha llegado el momento de revisarla. Queremos que los partidos se pongan de acuerdo y endurezcan este reglamento”, ha indicado Gascón.

Temas: Toros