Ir a contenido

INICIATIVA INCLUSIVA

En el planeta de los juguetes también hay niños con Síndrome de Down

La empresa valenciana Toy Planet incorpora chavales con discapacidades en su oferta de Navidad

La firma lucha desde hace cuatro años en la campaña navideña para acabar con el machismo

Cristina Buesa

Una niña con Down ausculta a una amiga en el catálogo de la empresa juguetera.

Una niña con Down ausculta a una amiga en el catálogo de la empresa juguetera. / El Periódico

Se titula 'Miradas que ilusionan' y a partir de siete triángulos, forma un árbol de Navidad. Pero en esa portada de catálogo de juguetes hay algo distinto. Cuatro de los triángulos corresponden a imágenes de muñecos y, los otros tres, a ojos de niños. Uno de esos tres es el de una niña con síndrome de Down. Es el catálogo de la empresa valenciana Toy Planet, la primera que decide ir más allá en la inclusión de estos pequeños.

La firma no es novata en responsabilidad social. Lleva 11 años colaborando con la organización internacional Aldeas Infantiles. Toy Planet dona el 0,7 % del total de las compras que realizan los consumidores en las tiendas físicas y 'on line'. Plantearse que había cosas a mejorar les llevó, cuatro años atrás, a hacer un catálogo que desterrara el sexismo entre juegos y muñecos y, desde las fiestas navideñas del 2016, a incorporar modelos con Down, explica su director generalIgnacio Gaspar.

Reclamación de la clientela

“Así como la solidaridad con Aldeas Infantiles partió de nosotros, el hecho de no discriminar los juguetes por razón de género fue la respuesta a múltiples comentarios que recibimos a través de las redes sociales”, recuerda Gaspar. El paso siguiente fue incorporar a los chicos con esta discapacidad en los folletos publicitarios.   

El catálogo  de este año tiene 203 páginas y se puede consultar por internet. Nada más abrirlo aparece la colaboración con la asociación Down España. Y los ojos sonrientes de varios menores, algunos de ellos con esta discapacidad intelectual.

Motos rosas con chicos a bordo

“Nos lo propusieron ellos y nos pareció una idea excelente”, comenta el gerente de Down España, Agustín Matía, que a través de sus asociados en Valencia contactaron con familias dispuestas a que los menores participaran en la sesión fotográfica. “La mirada de los niños no es segregadora. Lo vemos en el colegio, donde nuestros pequeños con Down juegan y se relacionan con el resto con toda normalidad. Ese es el mensaje que queremos trasladar al resto de la sociedad, la virtud de la campaña de esta compañía de juguetes”, valora Matía.

En el catálogo aparecen menores con esta condición y, como el resto de modelos, se relacionan indistintamente con el rosa y el azul; con las ruedas de camiones y las cocinas; con las muñecas y los sacos de boxeo. Un niño de poco más de dos años subido a una moto rosa y lila o un poco más adelante una niña entreteniéndose con un camión portacoches. Niños con casitas de madera, acunando muñecas o arrastrando un cochecito de bebés.

Orgulloso de los avances

Las fotografías muestran a chicos de nueve años peinando a una amiga o jugando con otras a hacer pulseras de cuentas. U otra niña maquillando a un colega. Perros y gatos son paseados por chicos y chicas, con síndrome de Down y sin.

Matía sostiene que en los últimos años se ha hecho un buen trabajo de normalización con los discapacitados y se declara orgulloso de los avances. No obstante, todavía es preciso un “cambio de enfoque” y la “presencia social permanente” de estas personas en todos los ámbitos, también en los catálogos de juguetes.

Taladro en mano

Un chaval disfruta con una cabeza de caballo de fantasía. Es rosa. Y a la hora de hacer la compra con los carritos simulados, poner la lavadora o situarse detrás de los fogones de plástico, lo hacen los del sexo masculino y femenino. O se ponen a coser. Y el (supuesto) contraste se da al ver a las niñas con un set de bomberas, un serrucho de bricolaje o la máquina de taladrar.

Dos chavales de no más de ocho años juegan a tomar el té mientras en la página contigua una niña con Down ausculta a su amiga con un maletín médico. Chicas con coches, camiones y motos de trial, robots transformables, grúas de construcción, luchando con espadas láser o disparando para cazar ovnis junto a su padre.

0 Comentarios
cargando