02 jul 2020

Ir a contenido

Adolescentes con cáncer recibirán un kit de ayuda para afrontar la enfermedad

EFE

Los adolescentes con cáncer recibirán en el hospital un kit de productos e información adaptada a su edad para ayudarles con los efectos adversos de los ciclos de quimioterapia y para que no se sientan solos durante esta etapa, a caballo entre la hospitalización infantil y la adulta.

"El kit de la cuestión", es un proyecto social sin ánimo de lucro de la Asociación Española de Adolescentes y Adultos jóvenes con Cáncer que esta mañana se ha presentado en el Hospital Gregorio Marañón, el centro donde se entregarán los primeros lotes.

Cremas y aceites hidratantes, protector labial, pañuelos estéticos, pulseras, gorras y altavoces son algunos de los artículos que forman parte del kit, que se distribuirá en una bolsa en la que se puede leer: "#KitandoBarreras".

Durante la presentación de la iniciativa, la oncóloga del Hospital Gregorio Marañón Carmen Garrido ha explicado que la biología de los tumores que se diagnostican en adolescentes es "más agresiva" que en niños y adultos, lo que supone que los sanitarios se enfrenten a diagnósticos más complejos.

A ello se une que estos pacientes se encuentran en una etapa de transición hacia la vida adulta, buscan información adecuada a su edad, les preocupa la sexualidad y quieren seguir con sus estudios.

"Es importante la creación de equipos especialistas en estos grupos de edad", ha pedido la doctora, para añadir que para tratar a los adolescentes existen grupos multidisciplinares -compuestos por pediatras y médicos que atienden a adultos-, pero en este caso, no son ni niños ni adultos maduros.

Al año en España se diagnostican unos 500 casos de cáncer en personas con una edad comprendida entre los 15 y los 19 años. Sólo en este hospital madrileño se atienden una media de 50 casos nuevos cada año en este rango de edad.

La idea de "El kit de la cuestión" nació de seis compañeras que realizaban un máster orientado a cómo mejorar la vida del paciente. Una de ellas, Cristina Mombiedno, ha señalado que se dieron cuenta de que había una necesidad no cubierta, que eran los adolescentes, que "se sienten incomprendidos, solos y desinformados".

"Están en un limbo, no son ni niños ni adultos. Cuando tienes la edad del pavo y te dicen que tienes un tumor, necesitas ayuda e información. El kit no es sólo una mochila, es el puente de unión con otra gente que está como tú", ha apuntado la vocal de la Asociación y expaciente Natalia González.

Para los enfermeros, el hecho de que se distribuya información adaptada a este colectivo de pacientes "facilita" la comunicación y les permite "expresar emociones y sentimientos", ha dicho Ignacio Rey, enfermero del Gregorio Marañón.

Esta mañana se han distribuido los primeros 20 kits en este hospital madrileño, y, progresivamente, irán llegando al resto de centros sanitarios españoles.