Ir a contenido

polémica por una tradición

La promoción del vermut enfrenta al alcalde de Tarragona con Salut

La 'conselleria' recuerda a Ballesteros que el fomento de las bebidas alcohólicas es contradictorio con las campañas preventivas del municipio

ESTHER CELMA / TARRAGONA

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (en el centro de azul), en las fiestas de Santa Tecla.

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (en el centro de azul), en las fiestas de Santa Tecla.

Tarragona ha sacado pecho de ser pionera en campañas preventivas contra el alcohol al tiempo que su alcalde, Josep Félix Ballesteros (PSC), promociona activamente el vermut Yzaguirre y el licor Chartreuse (45 grados el amarillo y 53 el verde) en el marco de las fiestas patronales de Santa Tecla. 

La bebida de las fiestas es la 'mamadeta' -mezcla de granizado y Chartreuse- que se sirve en 'barrilets', recipientes colgados al cuello que evocan los antiguos rescates de los perros San Bernando en la nieve, y ahora se extiende también la 'begudeta', granizados de frutas para los niños también servidos en un 'barrilet'. En las últimas fiestas, el ayuntamiento también promocionó una nueva bebida, el 'petonet', elaborado con licor de arroz y está más que consolidado el acto de 'Café, copa y puro por un duro', en el que se obtienen estas consumiciones a cambio de la antigua moneda de cinco pesetas.

QUEJAS A LA GENERALITAT

Este goteo alcohólico promovido por el municipio generó quejas al Síndic de Greuges, y la Generalitat ha recordado al alcalde por carta que tanta botella es contradictoria con sus propias campañas preventivas. La misiva, emitida por la subdirección general de Drogodependencias, también señala que los 'barrilets' pueden normalizar el alcohol entre los niños, máxime cuando muchos adolescentes estrenan su vida nocturna por Santa Tecla.

El alcalde ha replicado este jueves, en una conferencia de prensa de urgencia, que el 'president' Carles Puigdemont también sale en imágenes promocionando el alcohol, como el Cavafest, y nadie le lee la cartilla. “Es una historia de hipocresía”, zanja el alcalde.

De hecho, Tarragona es la única ciudad de España inmersa en el proyecto Youth in Europe, que sigue el ejemplo de Islandia para atajar el alcohol entre los adolescentes y que incluye, entre muchas otras medidas, cartas a familias con hijos de entre 14 y 18 años. También cuenta con el llamado Komando Q, que informa a los jóvenes sobre adicciones y conductas machistas sobre el terreno nocturno y el programa Nits Q, en el mismo sentido.

SORPRESA Y DISGUSTO

A los promotores de la 'begudeta' también les ha sorprendido y disgustado que su propuesta se vea como una iniciación a beber, cuando “es la única bebida no alcohólica, saludable y ecológica de las fiestas de Santa Tecla, dirigida a todos los públicos”, lamentan en un comunicado.

Quien aplaude abiertamente esta llamada de atención de la Generalitat es la concejala ecosocialista Arga Sentís, que también hace notar que no resulta “nada inocente” que las bebidas festivas se llamen 'mamadeta' y 'petonet' e insta al consistorio a “no alentar ni difundir este tipo de equívocos”.

Por su parte, la subdirectora general de coordinación de Salud Pública, Mercè Bieto, sostiene que hay muchos otros ayuntamientos que reciben cartas parecidas porque la ley que regula el consumo de alcohol no es tan clara como la del tabaco. No es raro encontrar casos de fiestas mayores en las que, de “forma involuntaria”, se fomenta la bebida, concluye Bieto. Ballesteros lo tiene claro: “¿Tenemos que renunciar a nuestra historia y tradiciones?”.