Ir a contenido

La comunidad científica apoya a Flix y exige a Ercros la descontaminación de sus terrenos

CSIC, UAB y UB piden estudios rigurosos sobre el alcance del daño ambiental antes de que la empresa cese en su actividad

SÍLVIA BERBÍS / FLIX

La cuenta atrás está en marcha. La empresa Ercros tiene los días contados en Flix, ya que cerrará el grueso de su actividad, la producción de cloro mediante mercurio, como máximo en un año. No debería hacerlo, advierten destacados miembros de la comunidad científica, sin que Flix conozca antes y con certeza cuál es el legado que yace en los suelos de su complejo químico, pero también, apuntan, en otros 'hot spots' tóxicos fuera del recinto sin investigar. Una herencia que, advierten, se dibuja sin equivalente en Catalunya y quizá en España.

La Comisión de Medio Ambiente del Parlament estudiará este miércoles el caso

Joan Grimalt, profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y experto en geoquímica orgánica ambiental; Marta Pujadas, doctora en Ciencia y Tecnología ambientales por la Universitat Autònoma de Barcelona; Jordi Sunyer, especialista en epidemiologia ambiental, y Jordi Sierra, miembro de la Unidad de Sanidad Ambiental y Edafología de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona, componen el frente científico que este miércoles comparecerá ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlament junto al alcalde de Flix, Marc Mur, para reclamar a la Agència Catalana de Residus estudios rigurosos sobre el alcance de la contaminación de los terrenos de Ercros y un plan para eliminarla.

INSUFICIENTES Y PARCIALES

A falta de ese estudio exhaustivo e independiente que reclaman, los técnicos se han hecho una composición de lugar a partir de los informes que realiza Ercros desde el 2005, contratados por la propia empresa a una consultora. Los consideran "insuficientes" y "de parte" pero, con todo, lo que admiten esos estudios ya es "intolerable". Revelan parcelas con hexaclorobenzeno 200 veces por encima de los niveles genéricos de referencia, contaminaciones por PCB (bifenilos policlorados) 50 veces por encima de estos niveles, terrenos con tricoloroetileno que superan 1.500 veces los límites o valores de mercurio de 20.000 partículas por millón (ppm) cuando el límite permitido es de 30. Los compuestos organoclorados y metales pesados aparecen en profundidades de hasta 12 metros en el subsuelo o 20 metros en aguas subterráneas. Hay zonas por donde una persona no podría transitar más de 25 minutos sin riesgo de que incremente la posibilidad de desarrollar un cáncer, según esos estudios encargados por la propia empresa.

Los científicos achacan a la Agència Catalana de Residus "paternalismo" con Ercros

La Agència Catalana de Residus habla de “exposición máxima aceptable”, por lo que no ha emitido una declaración de suelo contaminado. De momento solo ha exigido la descontaminación sobre un porcentaje muy bajo de hectáreas afectadas, aunque el director de la agencia, Josep Maria Tost, que comparecerá para dar explicaciones a petición de seis grupos parlamentarios, señaló hace unos meses que los trabajos de caracterización no se cerrarán hasta disponer de los estudios e informes oportunos.

"Una hipoteca para el futuro"

“Lo que hay hoy en día en los terrenos es una hipoteca para el futuro y no es bajo ningún concepto admisible aceptar que exista un riesgo para la salud en algunas zonas cuando se supera la media hora de exposición”, reclama el profesor Grimalt. Lo mismo reclama el alcalde, Marc Mur: “Queremos que se aplique el nivel máximo de exigencia y que esos terrenos sean aptos para uso industrial las 24 horas al día durante 365 días al año, y para determinarlo reclamamos que intervengan los expertos como garantes para tutelar el proceso”. Mayoriamente recriminan a la Agència Catalana de Residus que actúa “con demasiado paternalismo con Ercros”, según Pujadas. “Hay que determinar con exactitud la dimensión de la contaminación, evaluar un presupuesto de descontaminación y establecer un calendario de actuación, y hay que hacerlo rápidamente ante la amenaza de que la empresa pueda irse sin poder exigírselo”, concluye el diputado de la CUP Sergi Saladié.

Ercros señala que está actuando “con diligencia y de acuerdo con la legalidad para cumplir el proyecto de remediación establecido por las administraciones competentes”, y asegura que cumplirá “todos los requerimientos que establezca la administración para proceder a la clausura ordenada de las instalaciones industriales que se detengan”.

0 Comentarios
cargando