Igualdad de género urbanística

La decisión del ayuntamiento de Sabadell de cambiar el nombre de la plaza del los Avis por el de plaza de las Àvies i Avis divide a los vecinos

La plaza de las Àvies i Avis de Sabadell.

La plaza de las Àvies i Avis de Sabadell. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
ALBERT SEGURA / SABADELL

Sabadell ha decidido llevar hasta las últimas consecuencias el concepto de igualdad de género, y este fin de semana ha reconvertido la hasta ahora conocida como plaza de los Avis en plaza de las Àvies i Avis. Se trata de un cambio que el ayuntamiento justifica por la necesidad de tener en la misma consideración tanto a los abuelos como a las abuelas de la ciudad y para reivindicar el papel de las mujeres.

El gobierno de Sabadell (ERC, Unitat pel Canvi, Crida per Sabadell y Guanyem Sabadell, todos partidos de izquierdas) ha apostado por revisar el nomenclátor para estudiar posibles cambios. Así, el pasado 14 de abril aprovechó el aniversario de la Segunda República y la proclamación del Estado catalán para eliminar del callejero local la vía dedicada al monarca Alfons XIII y sustituirla por el nombre de calle de la República.

REBAUTIZO FESTIVO

Ahora el consistorio vallesano ha procedido al segundo cambio, que puede parecer menor, dado que el espíritu del espacio se mantiene prácticamente intacto. El rebautizo de la plaza de las Àvies i Avis se ha llevado a cabo este pasado fin de semana, con un acto festivo resultado de una propuesta que llegó precisamente de un colectivo de mujeres de la tercera edad, y que el consistorio ha asumido como propia.

Pese a que el concepto “avis” ya incluye tanto a las abuelas como a los abuelos, se consideró que no estaban todos reflejados del mismo modo. Además, en el centro de la plaza, el espacio cuenta con una estatua, de un abuelo.

“Hablamos con el ayuntamiento hace medio año, les trasladamos la petición para cambiar el nombre, y accedieron a hacerlo”, explica Teresa Sererols, presidenta de la Coordinadora de Casals i Entitats de Gent Gran de Sabadell. La portavoz de la gente mayor asegura que se trata de un reconocimiento histórico a la figura de la mujer. “Nosotras venimos de una generación de posguerra, donde las mujeres siempre hemos estado recluidas y excluidas, siempre en un segundo plano”, apunta.

LAS NECESIDADES REALES

El consistorio se mueve en esta misma línea, considerando la necesidad de poner en un mismo plano a hombres y mujeres. “No es el mismo papel el que tienen las abuelas y los abuelos”, defiende la concejala de Gent Gran, Marisol Martínez. Y destaca que no es un primer paso para feminizar la ciudad: “Se trata de hacer honor a una parte de la gente mayor que no se sentía reflejada con el nombre del espacio”, añade.

Noticias relacionadas

No toda la ciudad lo ve así, y la Federació d’Associacions de Veïns de Sabadell cree que deberían afrontarse los retos que la gente mayor tiene en la ciudad en lugar de cambios de nombres que no todo el mundo entiende. “Lo que tienen que hacer los representantes políticos es cuidar las necesidades reales de los mayores, lo que pasa porque Generalitat y ayuntamiento trabajen para que de una vez por todas exista una residencia pública en la ciudad”, apunta su presidente, Manuel Navas.

Ahora, tanto las abuelas como los abuelos podrán pasear orgullosos por un espacio que los representa por igual, y que hasta ha dado pie a la creación de una habanera en su honor.