Ir a contenido

QUINCE AÑOS DE LA MUERTE DE ANTONIO ASENSIO PIZARRO

Un proyecto familiar innovador y de éxito

El Grupo Zeta cumple 40 años convertido en una de las compañías de comunicación más importantes de España

Antonio Asensio Mosbah ha consolidado la obra de su padre, fallecido prematuramente en el 2001

EL PERIÓDICO / MADRID

Antonio Asensio Pizarro.

Antonio Asensio Pizarro. / CÉSAR LUCAS

El Grupo Zeta es un gran proyecto empresarial familiar, innovador, de éxito y que ha superado con sobresaliente el primer Rubicón de todos los negocios familiares, el paso de la primera a la segunda generación. Antonio Asensio Pizarro, fallecido prematuramente un 20 de abril del 2001, en plena madurez personal y profesional, imaginó y puso en marcha el Grupo Zeta en 1976. Ahora conmemora su 40ª aniversario. Con su muerte y tras pilotarlo durante 25 años, legó uno de los más importantes conglomerados de comunicación del país. Tomó el relevo su hijo, Antonio Asensio Mosbah, que no solo ha mantenido el carácter familiar del Grupo Zeta, sino que en los últimos 15 años lo ha expandido, consolidado y transformado en el horizonte de las nuevas tecnologías de la comunicación.

La historia de Grupo Zeta comienza en marzo de 1976, cuatro meses después de la muerte del dictador Francisco Franco, cuando la democracia era tan nueva en España que no había llegado. El Grupo Zeta se le adelantó, colaboró a su advenimiento e incluso participó en la tarea fascinante de poner nombre a las cosas democráticas.

A finales de mayo de ese mismo año, el Grupo Zeta ya era una pequeña empresa que, impulsada por Antonio Asensio Pizarro, de 28 años,  y otros dos socios, Jerónimo Tarrés y Jose Ilario, lanzó una publicación que empezó a poner nombre al nuevo periodismo español y a la verdadera libertad de información. Se llamaba –y se llama- Interviú y, además de un éxito tan fulminante, revolucionó el sector, reclamó las libertades y escoltó la llegada de la democracia.

Grupo Zeta crecería pronto y vigorosamente. Tras Interviú, el siguiente gran hito del grupo, que ya editaba varias revistas, fue el nacimiento en 1978 de El Periódico de Catalunya, que también constituiría enseguida un éxito y marcaría un antes y un después en los diarios españoles. Un concepto muy novedoso que llegó a los quioscos para quedarse y disputar la hegemonía del sector en Barcelona y ahora es la publicación de referencia de Zeta.

Antonio Asensio mantenía su espíritu emprendedor tenaz y audaz. En la primavera de 1982, cuando en Madrid eran juzgados los golpistas del 23-F, el gobierno de Calvo Sotelo renqueaba y Felipe González cabalgaba ya hacia la Moncloa, el Grupo Zeta lanzó el semanario de información general Tiempo, con vocación de liderazgo, una posición que lograría en meses y nunca abandonaría. Luego, la gran expansión, con nuevas plantas de impresión, con toda una red de diarios regionales, revistas en casi todos los segmentos de la información y la sociedad, el gran proyecto editorial de Ediciones B y el sueño de la televisión. Antonio Asensio logró controlar Antena 3 TV en los años noventa, la transformó y la llevó al liderazgo, aunque luego tras una oscura operación de acoso en la que participaron el Gobierno de PP de Aznar y otros empresarios del sector, tendría que dejar el que fue su último gran proyecto.      

La temprana desaparición de Antonio Asensio fue un punto y seguido en el Grupo Zeta, que continuó con su hijo Antonio Asensio Mosbah al frente. Los que apostaban por su desaparición, desmembramiento o venta fallaron estrepitosamente con sus profecías. El proyecto sigue siendo un imperio de la comunicación que desarrolla su actividad en diferentes áreas de prensa, revistas, rotativas, libros, gestión de publicidad, publicaciones corporativas y que cuenta con unidades dedicadas al desarrollo de internet y las redes sociales así como a las nuevas tecnologías.

En el área de prensa, Zeta cuenta seis diarios de información general, dos diarios de información deportiva, 44 periódicos gratuitos de información local y regional, 17 empresas dedicadas a la elaboración, comercialización y distribución de publicaciones, siete editoras en distintas partes de España y cuatro plantas de impresión. En total, 1,2 millones de lectores, 170.000 ejemplares de difusión diaria, 11 millones de usuarios únicos/mes y más de tres millones de seguidores en redes sociales.

En el área de revistas edita 14 publicaciones, con dos millones de lectores, 400.000 ejemplares mensuales, 3,4 millones de usuarios únicos/mes, 3,8 millones de amigos en Facebook y 800.000 seguidores en Twitter. Ediciones B, unidad de libros del Grupo, es una de las editoriales punteras del sector con sus sellos B (ficción y no ficción), Vergara, B de Block (Infantil), B de Books (libros online) y B de Bolsillo. Además, el grupo, líder en la creación y edición de revistas de empresa desde 1981, elabora más de 50 publicaciones para otros tantos clientes.

Antonio Asensio Mosbah lleva al frente del Grupo quince años y en este tiempo ha abordado y aborda la transición hacia los nuevos negocios y las nuevas técnicas surgidas al pairo de la eclosión de las nuevas tecnologías. Y si Antonio Asensio Pizarro tuvo la fuerza y la visión del emprendedor innovador, Antonio Asensio Mosbah ha tenido la habilidad de conducir al Grupo Zeta en el muy complicado escenario de los negocios de la comunicación del siglo XXI, hasta el punto de que la solidez y solvencia de Zeta figura a la cabeza de los grupos de comunicación españoles.