Los intoxicados por agua de la marca Eden en Barcelona y Tarragona ya superan los 2.000

La investigación del brote de gastroenteritis apunta a que está causado por agua del manatial andorrano de Arinsal

Productos de la firma de agua Eden.

Productos de la firma de agua Eden.

Se lee en minutos

ÀNGELS GALLARDO / BARCELONA

El número de personas afectadas por el brote de gastroenteritis originado por el consumo de agua contaminada de la marca Eden asciende ya a 2.020, según datos recogidos en el servicio de vigilancia epidemiológica a partir de datos suministrados por los servicios sanitarios que atienden a los intoxicados, informa Joan Guix, secretario de la Agència de Salut Pública de Catalunya (Aspcat). El análisis de muestras obtenidas de algunos intoxicados ha permitido identificar que el microorganismo causante de la contaminación es un norovirus.

Los afectados son empleados de 925 empresas (Deloitte, Thibsted o Ricckitt Benkiser, entre ellas) a las que la firma Eden distribuía dispositivos de uso colectivo con agua de distintas procedencias.

Esta empresa ha retirado ya prácticamente todos los lotes de agua intoxicada, procedentes del manantial Font d'Arinsal, situado en Andorra, al que Salut considera el probable foco de la contaminación. 

Los investigadires de la Aspcat no descartan disponer de más notificaciones de casos en las próximas horas, a medida que los médicos de las empresas informen del total de afectados. 

El brote, que se inició el pasado 11 de abril, es, en principio, de carácter leve. Lo sufren de forma exclusiva los trabajadores de las empresas a las que Eden distribuía fuentes de agua. Las garrafas implicadas no se venden de forma individual. Hasta ahora, las intoxicaciones de la que se ha informado han ocurrido en compañías ubicadas en Barcelona, su área metropolitana y, en menor medida, Tarragona.

MILES DE GARRAFAS RETIRADAS

Noticias relacionadas

Al menos una persona hubo de ser hospitalizada el pasado viernes a consecuencia de la gastroenteritis que le produjo el agua. Su evolución ha sido positiva. La inmensa mayoría de los intoxicados superan el episodio gástrico tras sufrir durante unas 48 horas sintomatología que incluye náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y fiebre ligera, que en algún caso ha alcanzado los 38,9 grados. El proceso es descrito por los afectados como "muy desagradable" ya que, en ocasiones, los episodios de vómitos y diarreas se suceden cada 10 minutos.

Los inspectores de Salut se han entrevistado con algunos de los afectados por el proceso gástrico y en los próximos días podrán determinar si el tóxico causante de la contaminación se encontraba en el agua o en el proceso de embotellado, que también realiza en Andorra la empresa Edén.  

Temas

Agua