Ir a contenido

Interior frena la compra de pistolas eléctricas para los Mossos

El 'conseller' Jané acepta la propuesta de la CUP de abrir un debate sobre la conveniencia de que la policía use el arma

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Un agente de la policía local de Sant Andreu de Llavaneres empuña una pistola eléctrica.

Un agente de la policía local de Sant Andreu de Llavaneres empuña una pistola eléctrica. / ANNA MAS

El 'conseller' de InteriorJordi Jané, ha reabierto este miércoles un debate que parecía definitivamente cerrado, el de la compra y uso de las pistolas eléctricas por parte de los Mossos d’Esquadra. Jané ha aceptado la propuesta Mireia Vehí, diputada de la CUP, de debatir en el Parlament "en términos políticos y no policiales" la compra de 130 pistolas que se tenía que haber hecho efectiva antes de que finalizara el 2015, tal como se había comprometido el anterior ‘conseller’ Ramon Espadaler. “Estoy dispuesto a hablar, veamos cuáles son las ventajas y los inconvenientes”, ha contestado Jané.

El compromiso del 'conseller' ha sentado como un tiro en el sindicato SME-CCOO de los Mossos, que se considera “engañado y estafado”, según ha manifestado su portavoz, Toni Castejón. “Es una postura que huele a pacto político”, ha denunciado Castejón tras recordar que la CUP llevaba en su programa electoral una propuesta en contra del uso de las pistolas eléctricas. En el mismo sentido que la 'conselleria' se ha pronunciado otro sindicato de la policía autonómica SAP-UGT. Su portavoz, Valentí Anadón, ha explicado que siempre han defendido la compra de las pistolas eléctricas “pero teniendo en cuenta que primero hay abrir un debate político y social”.

PEDAGOGÍA

Un portavoz de Interior ha recordado esta tarde que la decisión de comprar las pistolas la tomó Espadaler y que la postura adoptada por Jané no responde a una marcha atrás, si no a la intención de hacer pedagogía y abrir un debate sobre la conveniencia de utilizar las pistolas eléctricas. “No habrá nada decisivo hasta que lo determine el debate”, han asegurado. También han pedido “calma” a los que se oponen al debate abierto. “Es necesaria una reflexión serena sobre si las tenemos que utilizar o no”, ha reclamado Anadón, que también ha destacado que las pistolas son "una manera de fiscalizar la actuación policial porque la misma arma graba y registra toda la actuación". Sin embargo, Castejón ha lamentado la sorpresa que les ha deparado el 'conseller' en “un asunto que ya estaba hecho”.

Los Mossos d’Esquadra compraron en enero del 2007, durante el mandato de la socialista Montserrat Tura, siete pistolas eléctricas del modelo X26 Shaped Pulse para realizar un informe sobre su uso. El proyecto quedó aparcado debido a que la llegada de Joan Saura a la 'conselleria' coincidió con la publicación de un informe en el que Amnistía Internacional denunciaba que entre el 2001 y el 2007 habían muerto más de 150 personas debido a las descargas de las pistolas eléctricas.
 

0 Comentarios
cargando