Ir a contenido

POLÉMICA PUBLICITARIA

Un gimnasio modifica un anuncio por las acusaciones de sexismo

Santa Coloma exige el cese de la campaña publicitaria y estudia cancelar la concesión municipal a la empresa

Rubí también pide la retirada pero, igual que el Observatorio de las mujeres en los medios, no aprecia machismo

VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BARCELONA

Anuncio de Duet Sports en Sant Joan Despí / ELISENDA PONS

Anuncio de Duet Sports en Sant Joan Despí
Anuncio de Duet Sports en la estación de FGC de Rubí
Un anuncio de Duet Sports en Rubí una vez modificado.

/

Un tipo musculado, con el torso desnudo y que sostiene una toalla alrededor del cuello protagoniza un anuncio en el que cuestiona que las mujeres sean capaces de "aguantar más de tres”. Al leer el texto que acompaña a la imagen se acaba de contextualizar el mensaje en el marco de una campaña de la cadena de gimnasios Duet Sports, pero no evita ser el foco de un debate en las redes sociales y en las instituciones sobre dónde se encuentran los límites del sexismo y cuándo se incurre en exceso de celo en esta materia.

La publicidad forma parte de una promoción por la que se consigue un 25% de descuento en la cuota al superar los tres meses inscrito. Sin embargo, el tono del anuncio asociado a esa imagen da pie a interpretaciones con connotaciones sexuales. Esto ha ofendido a algunas personas y también instituciones, como el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, que ha reclamado la retirada del reclamo por “sexista”. El de Rubí también ha pedido que desaparezca de sus calles, pero con el matiz de que considera que el anuncio no llega a ser machista, aunque sí "puede herir sensibilidades”. El mensaje se podía leer también en un centenar de carteles en Sant Boi, Esplugues y Tiana, así como en tres buses interurbanos. 

El responsable de servicios de la alcaldía de Santa Coloma, Carles Mestres, donde Duet Sports gestiona las instalaciones deportivas municipales de Can Zam, sostiene que el mensaje “atenta contra los principios de igualdad de género”, al representar "una agresión a los derechos y a la dignidad de las mujeres”. "Conocemos la existencia de una campaña tan indignante por las quejas en las redes sociales, dado que la firma no nos informó, pese a que en el anuncio sale el logotipo del ayuntamiento, al ser una concesión municipal”, expone el portavoz. Tal es la decepción del consistorio, que pondrá el asunto a estudio de sus servicios jurídicos, además de replantearse “recuperar la concesión” .

AL LÍMITE

Las quejas ciudadanas también han llegado hasta los despachos del Ayuntamiento de Rubí, donde las autoridades han optado por la decisión de reclamar la retirada de la campaña al “poder herir la sensibilidad de algunas personas”. No obstante, han concluido que, pese a la controversia generada, el contenido del anuncio "no se puede calificar de machista", según la concejala de Igualdad, Maria Mas. “Está al límite del sexismo, pero no lo sobrepasa; es más bien una iniciativa controvertida”, expone Mas.

La dirigente entiende que la campaña está equilibrada al existir una versión femenina, en la que una mujer con guantes de boxeo se dirige a los hombres para decirles también que “no aguantan más de tres”. “Es cierto que la actitud de la mujer es más competitiva y deportiva, y la del hombre resulta más próxima a una práctica de ligue, pero la estrategia se compensa”, explica la dirigente.

NUEVA CAMPAÑA

Antes de tomar una determinación, Rubí consultó con el Observatorio de las mujeres en los medios de comunicación, entidad integrada por este municipio, Santa Coloma y Barcelona entre una veintena de ayuntamientos. Desde el observatorio, Anna Solà, habla de "un juego de insinuaciones y equívocos eróticos", pero que no se puede tildar de sexista o machista, ya que "traslada el mismo mensaje a hombres y a mujeres". Y asocia la reacción del público a una cierta "hipersensibilidad" sobre el sexismo a causa del "continuo bombardeo mediático" de que es objeto, algo que tiene el lado positivo de revelar la actitud vigilante de la sociedad. "Todo ello sin obviar que, con tanta polémica, el anuncio consigue que la empresa sea ahora mucho más conocida", añade la Solà.

La compañía admite que buscaba notoriedad, pero se considera desbordada y "sorprendida" por un revuelo "inesperado" que le ha llevado a retirar la campaña. La firma ha comenzado a distribuir una nueva promoción en la que mantiene el eslogan, pero junto a una imagen de un hombre y una mujer practicando deporte que no da margen a segundas interpretaciones. Y traslada sus disculpas sobre un mensaje que, reconoce, buscaba la picardía de jugar con un lenguaje con "connotaciones sexuales, pero nunca sexistas". 

Temas: Sexismo