dispositivos de control policial

Luz verde para que los Mossos utilicen pistolas eléctricas

El uso de la polémica arma no será generalizado, matiza el 'conseller' de Interior

Un policía local de Sant Andreu de Llavaneres muestra una pistola eléctrica.

Un policía local de Sant Andreu de Llavaneres muestra una pistola eléctrica. / ANNA MAS

2
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / BARCELONA

A partir del año que viene, cada jefe de turno de comisaría de los Mossos d'Esquadra llevará en su equipación una pistola eléctrica tipo Taser. El proyecto de introducción paulatina de esta polémica arma ya tiene el visto bueno de la Conselleria d'Interior y de los mandos de la policía de la Generalitat. En una entrevista difundida ayer por la agencia Efe, el conseller Ramon Espadaler se mostró abierto a la incorporación de pistolas eléctricas a lo largo del 2015 y advirtió de que en ningún caso su uso será generalizado.

En enero del 2007 los Mossos compraron siete unidades de Taser para el Grup Especial d'Intervenció (GEI), cuyo responsable entonces redactó un informe defendiendo su uso en operativos muy concretos. Pero la llegada de Joan Saura al departamento de Interior coincidió con la publicación por Amnistía Internacional de un informe que denunciaba el riesgo de las pistolas eléctricas. Esas siete Taser quedaron olvidadas en un cajón bajo llave. Hasta ahora.

30 POLICÍAS LOCALES

No hace ni siete meses, un responsable de Interior aseguraba a este diario que las Taser seguían vetadas para los Mossos, a pesar de su expansión en Catalunya, donde ya las utilizan al menos 30 policías locales. ¿Qué les ha hecho cambiar de opinión?

Los responsables de Interior consideran que las pistolas eléctricas han evolucionado con el tiempo y que en determinados casos, muy concretos, su uso evita daños mayores. Esta es la tesis que siempre han defendido los principales sindicatos de la policía autonómica.

El proyecto sobre su incorporación está mucho más avanzado de lo que ayer desveló Espadaler. Aunque en Interior quieren ser muy discretos porque saben que van a tener en contra a todas las entidades de defensa de los derechos humanos. Para ellas, se trata de un arma letal que ha causado 71 muertos desde el 2001 en Estados Unidos y Canadá.

Noticias relacionadas

Para sus defensores, por el contrario, se trata de una herramienta que ha mejorado con el tiempo y reducido la intensidad de descarga. Los mandos de los Mossos quieren que haya una Taser disponible en cada vehículo del jefe de turno de comisaría. Se elaborará un protocolo para dejar muy claro en qué situaciones se puede utilizar. Y ese mando, que acostumbra a ser un sargento o un cabo, deberá recibir una formación para usarla.

Las nuevas Taser ya disponen de cámaras y de un disco duro que registra absolutamente todos sus movimientos. «Es la mejor garantía para el detenido y el policía en actuaciones complicadas», asegura el responsable del Sindicat de Mossos d'Esquadra, Toni Castejón.