Ir a contenido

CONMOCIÓN EN EL PAÍS

Una pareja australiana abandona al bebé con síndrome de Down de una madre de alquiler

El matrimonio solo se llevó a su gemelo, que nació sin deficiencias

Pattaramon Janbua con el pequeño Gammy, en un hospital de Chonburi, este domingo.

Pattaramon Janbua con el pequeño Gammy, en un hospital de Chonburi, este domingo. / REUTERS / DAMIR SAGOLJ

Australia se encuentra conmocionada por el caso de una pareja que ha rechazado al hijo con síndrome de Down y una afección cardiaca que tuvo para ellos una mujer tailandesa a la que contrataron como madre de alquiler. El matrimonio sí se ha llevado al gemelo que nació sin deficiencias. El caso ha generado muchas críticas y en las redes sociales se ha lanzado una campaña para recaudar fondos con los que ayudar a la madre de alquiler, que ha decidido quedarse con el bebé pese a que no tiene dinero para sufragar el tratamiento médico del pequeño. En apenas unas semanas, la campaña ha recaudado 140.000 euros.

La tailandesa Pattaramon Chanbua, de 21 años y que ya tiene otros dos hijos de 3 y 6 años, ha explicado a la cadena australiana ABC que una pareja australiana le ofreció 11.094 euros por gestar un hijo para ellos. La mujer alumbró gemelos --un niño y una niña-- el pasado diciembre, pero el niño, que se llama Gammy, nació con síndrome de Down y una afección cardiaca por lo que el matrimonio lo rechazó y se llevó a la niña.

Según el grupo de comunicación Fairfax Media, una agencia puso en contacto a la pareja y a la madre de alquiler. Cuando los médicos dijeron que uno de los bebés tenía síndrome de Down, el patrimonio instó a Pattaramon a abortar, a lo que ella, de religión budista, se negó.

"Les perdono todo"

Pattaramon no guarda rencor al matrimonio: "Espero que le den amor a mi bebé", ha dicho en alusión a la niña. "Les perdono todo. Es lo mejor que puedo hacer, perdonar (...) Ellos seguramente tienen sus propios problemas", ha dicho.

Los internautas que han hecho donativos para pagar la asistencia médica a Grammy no son tan compresivos. "Pobre bebé inocente. No pidió ser abandonado", opinaba una mujer madre de una "adorable" niña con síndorme de Down.

Debate político

El caso ha sido debatido a nivel político en Australia. El primer ministro, Tony Abbott, ha afirmado que "es una historia muy triste" y ha lamentado que se produzcan este tipo de abandonos. El dirigente conservador ha abierto la puerta a conceder posibles ayudas a la mujer tailandesa. "Vamos a ver qué se puede hacer" ha dicho.

La ministra australiana de Inmigración, Scott Morrison, ha lamentado la historia y ha apelado a la "responsabilidad moral" de cada uno. "Puedo entender el deseo de los que quieren ser padres, pero este caso abre graves interrogantes que deben ser abordados con prudencia".

Para la directora ejecutiva de Maternidad de Alquiler Australia, Rachel Kunde, la solución pasa por modificar la legislación actual para evitar que cada vez más australianos acudan al exterior a buscar un hijo. En Australia, solo los habitantes de los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland y del Territorio de Canberra tienen prohibido contratar este tipo de servicios en el extranjero. "Alguien abandonó un bebé, lo separó de su (hermano) gemelo, y lo hizo realmente sin tener en cuenta que era su hijo, lo que es algo inconcebible", ha denunciado Kunde.

Cada año entre 400 y 500 parejas australianas viajan a Tailandia, India o Estados Unidos para acudir a clínicas de fecundación in vitro o acudir a madres de alquiler.

0 Comentarios
cargando