29 mar 2020

Ir a contenido

El 62% de mujeres que abortaron lo hubieran hecho sin la ley

Una encuesta de las clínicas revela que el 30% lo haría de forma clandestina y otro 30% viajaría fuera

El 62,31% de las mujeres que han abortado lo hubiera hecho igualmente aunque la ley no lo permitiera, de las cuales el 30,37% recurriría a la interrupción del embarazo de forma clandestina y el 31,94% viajaría a otro país para que se lo practicaran.

Son algunos de los principales datos del estudio elaborado por la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Acai) a partir de una muestra de 6.045 mujeres, que constituyen el total de las que han abortado en veinte clínicas desde el 15 de octubre del 2013 al 15 de febrero del 2014.

Según los datos del informe, que analiza los motivos por los que las mujeres abortan y la solución que buscarían si entrara en vigor la reforma de la ley, las de 16 y 17 años del total de la muestra representan un 3,26% del total, una cifra que ha disminuido casi un punto en relación al informe anterior elaborado por Acai hace dos años.

Menores con padres

La presidenta de la asociación, Francisca García, que ha presentado el informe, ha asegurado que tres de cada cuatro menores que acudieron a las clínicas lo hicieron acompañadas de sus padres o tutores. Según el perfil elaborado por la asociación, el 57% por ciento de las que abortan se sitúa en la franja de edad de entre 18 y 30 años y la formación o el empleo no está vinculado a su decisión puesto que el 63,82% tiene estudios entre Secundaria y Bachillerato y más del 43% tenía trabajo.

Asimismo, más del 90% que acudió a las clínicas de esta asociación no deseaba su embarazo y en un 54,41% de los casos lo hizo por causas que no tienen un origen económico, ni afectivo, ni laboral. El 70,7% había nacido en España frente al 29,15% que lo había hecho en otro país.

En cuanto a las condiciones sociales que deberían darse para que estas mujeres hubieran optado por seguir adelante con la gestación, el 40,96% respondió que ninguna; el 21,61% lo hubiera hecho si sus condiciones económicas fueran distintas; el 13,14% si su situación laboral fuera otra y el 10,76% si cambiara su relación afectiva; el 8,48% dijo que la edad y el 4,97%, otras causas.

Ningún supuesto incluido

El informe resalta que casi el 100% de las mujeres que abortan no estaría incluido en la reforma del Gobierno, que solo contempla los supuestos de violación y riesgo grave para la salud de la madre.

Para la presidenta de Acai, con la reforma de la ley, impulsada por el Ministerio de Justicia, "habrá mujeres que tendrán hijos a la fuerza" y sólo disminuirá el número de abortos "en el papel" pero no en la realidad. En este sentido, según los datos del informe, el 30,37% de las mujeres que han abortado lo hubiera hecho de forma clandestina si la ley no se lo hubiera permitido y el 31,94% hubiera viajado a otro país.

El 29,50% continuaría con el embarazo y parte de ellas, según Acai, "responden con resignación y angustiadas, no se atreven o no se ven capacitadas para hacer otra cosa" y del 7,39% que respondió que no sabría qué hacer son "mujeres que se encuentran en un callejón sin salida, muchas de ellas quieren abortar como fuera, pero no saben cuál sería la solución".

Menos anticonceptivos

García ha mostrado su preocupación por el hecho de que haya aumentado el número de mujeres que no usó ningún método anticonceptivo para prevenir su embarazo: el 47,86% así lo afirmó, por un 36,82% que lo hizo en 2012. Esta disminución se debe, a juicio de la presidenta de Acai, a que no se ha desarrollado la ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo en cuanto a la formación a los adolescentes y jóvenes en esta materia, así como a la crisis económica puesto que "los métodos anticonceptivos cuestan".

"Eso lleva a que se utilicen métodos inseguros como la marcha atrás o el preservativo solo de vez en cuando", ha señalado García, quien ha subrayado que su objetivo es que el Gobierno retire la reforma de la ley del aborto.

Así, ha asegurado que si la norma entra en vigor, Acai seguirá acompañando a las mujeres que abortan de la manera que puedan. "Quiere decir que haremos y nos rebelaremos ante la ley haciendo abortos y luego sean los tribunales los que juzguen si estamos dentro o estamos fuera", ha indicado.