15 ago 2020

Ir a contenido

DESASTRE EN EL ALT EMPORDÀ

Felip Puig confía en las buenas perspectivas climatológicas para atajar el fuego

Las condiciones metereológicas auguran un aumento de la humedad relativa hasta el 70%, un descenso de hasta 10 grados de las temperaturas y la ausencia del viento

Los efectivos se centrarán en los focos de Terrades y Darnius, así como en los núcleos de Cantallops, Cistella y Vilarán

FERRAN COSCULLUELA / Figueres

El fuego del Empordà sigue descontrolado con tres focos de peligro / ATLAS / ACN / ICONNA

El 'conseller' de Interior, Felip Puig, ha confiado esta tarde en las buenas perspectivas climatológicas para poder atajar el virulento incendio que se extiende desde el domingo por el Alt Empordà . El 'conseller' ha destacado tres factores positvos. En primer lugar, está previsto un aumento de las humedades relativas, que alcanzarán el 70% a lo largo de las próximas horas; en segundo lugar, se producirá un descenso de las temperaturas medias de unos 10 grados con respecto a las que han marcado los termómetros en los últimos días. Y por último, a estos dos factores, se une también una ausencia de viento de tramuntana. Una ausencia que se alargará "hasta las 10 de la mañana" del miércoles, según ha confirmado Puig. "

No esperamos que el fuego entre en fase de control en las próximas horas, pero las inspecciones visuales son razonablemente optimistas para ver si podemos atacar en las horas que aún quedan de luz los tres frentes que aún siguen activos", ha dicho el 'conseller'.

Estos grandes focos se centrarán durante la noche en los núcleos de Terrades y Darnius (situados al norte y al sur, respectivamente, de la zona de Boadella). Asimismo, los efectivos dedicarán especiales esfuerzos a luchar contra el fuego en las localidades de Cantallops, Cistella y Vilarán.

El perímetro del incendio es de entre 65 y 70 kilómetros, y la zona quemada es de 13.824 hectáreas de 17 municipios, según ha informado el cuerpo de Agents Rurals. Estos califican el incendio de La Jonquera como el más grande de los últimos 14 años y de características muy parecidas al de Le Perthus de 1986.

El 'conseller' Puig ha recordado que entre bomberos, personal de la Unidad Militar de Emergencias y equipos de extinción franceses hay entre 1.200 y 1.300 personas luchando contra las llamas. El responsable de Interior ha explicado que se ha reducido de 3.600 a 60 el número de abonados afectados por cortes de suminisro eléctrico y ha asegurado que se colocarán generadores para rebajar aú más esa cifra. También ha confirmado que todavía hay un millar de líneas telefónicas fijas y unos 2.000 móviles sin servicio.

Las causas

Respecto a las carreteras, Puig ha destacado la apertura de la N-2 y de la AP-7 tras los incidentes registrados esta mañana debido a un accidente y a la aparición de algún pequeño foco en los márgenes de la autopista. En una comparecencia anterior, el 'conseller' ha considerado que aún es "prematuro" pedir la declaración de zona catastrófica de la zona, ya que primero hay que extinguir el fuego y valorar los daños. No obstante, ha recordado que es una competencia de los ayuntamientos y ha dicho que el Govern dará todo su apoyo a los alcaldes.

El conseller ha vuelto a insistir en que los incendios de La Jonquera y de Portbou han sido causados por "negligencias", ya que comenzaron en los márgenes de las carreteras y todo apunta a que se iniciaron debido al lanzamiento de colillas de cigarrillos. Puig ha hecho un llamamiento para que se erradique esa práctica, que tanto daño ha causado y que en el incendio del Alt Empordà ya ha costado cuatro vidas.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también ha estado este lunes en el centro de control del incendio establecido en Figueres. El ministro ha ofrecido la colaboración del Gobierno a los responsables de la Generalitat y ha defendido la necesidad de reformar del Código Penal para establecer penas más duras para los autores de incendios.



Ver el incendio de La Jonquera en un mapa más grande