09 jul 2020

Ir a contenido

VIGENTE 15 DÍAS

Zapatero no descarta prorrogar el estado de alarma según "las circunstancias"

El presidente del Gobierno y el Rey analizan la situación creada con los controladores en los aeropuertos

Justifica su delegación de explicaciones porque primero debe "informar al Congreso"

AGENCIAS / Madrid

Declaraciones sobre el chantaje de los controladores. / ATLAS

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy la gestión de la crisis provocada por los controladores aéreos que ha llevado a cabo el Ejecutivo y no ha descartado pedir una prórroga del estado de alarma "en función de cómo evolucionen las circunstancias".

En declaraciones en el Congreso, antes de asistir a los actos conmemorativos del Día de la Constitución, Zapatero ha considerado que lograr "restituir la normalidad en una grave crisis del sistema aeroportuario en menos de 24 horas" demuestra que "el proceso de toma de decisiones, cómo, cuándo y quién debía informar, ha sido acertado".

Según ha apuntado, dependiendo de cómo evolucione la situación, el Gobierno decidirá o no prorrogar el estado de alarma decretado en principio para quince días y lo hará "teniendo en cuenta la opinión del conjunto de los grupos" parlamentarios. De hecho, una eventual prórroga deberá ser sometida a votación en el Congreso.

Despacho en Zarzuela 

Zapatero ha sido recibido esta mañana por el rey Juan Carlos para analizar la situación nacional tras la declaración, el pasado sábado, del estado de alarma, aprobada en un Consejo de Ministros extraordinario.

El encuentro, tras el regreso del monarca de la Cumbre Iberoamericana de Mar del Plata, es, según la Zarzuela, "el despacho habitual", en el que han "analizado la situación nacional tras la declaración, el pasado sábado, del estado de alarma".

Zapatero asegura que no ha comparecido públicamente tras la declaración del estado de alarma por el cierre del espacio aéreo al considerar que sus primeras explicaciones debían ofrecerse ante el Parlamento, donde acudirá este jueves, y defiende el reparto de papeles decidido en el seno del Ejecutivo para responder a la crisis desatada por el 'plante' de los controladores aéreos.

Informar al Parlamento

El presidente del Gobierno ha recordado que la declaración del estado de alarma está recogido en la Constitución en el capítulo de relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales, ya que es un supuesto en el que el Poder Ejecutivo tiene más facultades que en periodo ordinario. "En una situación de esta naturaleza, creo que el Parlamento ha de ser quien tenga la información exhaustiva y en el menor tiempo posible", enfatizó.

Además, quiso dejar claro que esa decisión sobre quién informa forma parte de todas las medidas adoptadas y defendió su eficacia en la medida de que se puso fin al plante de los controladores. "La decisión y cómo el gobierno informa ha dado los resultados buscados y esperados, que era restituir la normalidad en menos de 24 horas --ha señalado--. El proceso de toma de decisiones ha sido acertado". Se ha mostrado convencido de que el Gobierno ha demostrado que tiene función constitucional para prever cualquier circunstancia y que, si se volviera a producir situaciones de esta naturaleza, que confía no vuelva a repetirse, el Ejecutivo tendría "más capacidad de reacción".