'REVIVAL' EN SKYSHOWTIME

Vuelve 'Frasier': un tercer acto sin las perfectas fricciones de antaño

Kelsey Grammer mantiene intacto su 'timing' cómico, pero no se puede llamar 'Frasier' a una serie sin la presencia de Niles, Daphne, Martin ni Eddie

'Frasier' vuelve tres décadas después con una nueva temporada

Las 10 series que no te puedes perder en noviembre

Jack Cutmore-Scott (Freddy) y Kelsey Grammer (Frasier) en la nueva 'Frasier'

Jack Cutmore-Scott (Freddy) y Kelsey Grammer (Frasier) en la nueva 'Frasier' / Archivo

Juan Manuel Freire

Juan Manuel Freire

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

'Frasier (2023)'

Creadores: Chris Harris y Joe Cristalli

Dirección: James Burrows, Kelly Park y otros 

Reparto: Kelsey Grammer, Jack Cutmore-Scott, Anders Keith, Jess Salgueiro

País: Estados Unidos

Duración: 30 min. (10 episodios)

Año: 2023

Género: Comedia

Estreno: 3 de noviembre de 2023 (SkyShowtime)

★★

El psiquiatra Frasier Crane (Kelsey Grammer) llegó a 'Cheers' para solo cuatro episodios, pero al final salió en más de doscientos y acabó logrando su propio y longevo 'spinoff', que tuvo once temporadas, tantas como la serie madre, pero nueve Emmys más que aquella: treinta y siete. Un personaje en principio pasajero se acabó instalando en nuestros hogares y en nuestra memoria colectiva. Junto con Frasier, algunos otros. Todavía hoy en día, este cronista no puede limpiar las migas de una silla sin sentirse como Niles (David Hyde Pierce), el todavía más relamido hermano pequeño. 

Ahora llega lo que los guionistas Chris Harris ('Cómo conocí a vuestra madre') y Joe Cristalli ('La vida en piezas') quieren presentar no como 'reboot', sino como 'spinoff' de un 'spinoff': "Frasier yendo en una nueva dirección con personajes nuevos en un escenario nuevo", ha definido Cristalli la nueva serie en 'The Hollywood Reporter'. Ni el citado Niles, ni su querida Daphne (Jane Leeves), ni el entrañable Martin (John Mahoney), ni el perro Eddie forman parte ahora de la ecuación. ¿Se puede titular a una serie 'Frasier' sin todos ellos? La pregunta parece (y de hecho es) retórica.  

Desde que dejamos de verle, Frasier Crane ha tenido y dejado un programa de televisión, y ha sido dejado a su vez por Charlotte (Laura Linney). Regresa a su natal Boston, la ciudad del bar de 'Cheers', invitado por su viejo compañero universitario Alan (Nicholas Lyndhurst) a dar una charla en Harvard. Quiere aprovechar su breve estancia para acercarse a su hijo Freddy (Jack Cutmore-Scott), al que no vio por el reciente funeral de Martin y al que todavía no perdona del todo que dejara de estudiar psicología para hacerse bombero. Por aquellas cosas de la vida y de los 'reboots' o como queramos llamar a esto, Frasier acaba quedándose en Boston, dando clases en Harvard e incordiando a su hijo día tras día en lugar de dejarle ser feliz. 

El esfuerzo por capturar la antigua magia y hacernos sentir, de nuevo, como en nuestras antiguas casas roza la más demente minuciosidad. Los dos primeros episodios han sido dirigidos por el mítico James Burrows, cocreador con Glen y Les Charles de 'Cheers' y director de hasta treinta y dos episodios de la vieja 'Frasier', incluyendo los tres primeros. La serie ha sido rodada con público en vivo, con varias cámaras a la vez, al estilo de la cada vez más desusada telecomedia de siempre. De nuevo tenemos aquellos clásicos intertítulos como de cine mudo. El primer episodio se llama 'El buen padre', en una clara referencia al capítulo inicial de 1993, titulado 'El buen hijo'. Como la antigua, 'Frasier' es una serie sobre un hijo (en este caso, el atribulado Freddy) que cree equivocadamente que su padre no le quiere demasiado.  

Por momentos, el simulacro funciona, sobre todo porque Kelsey Grammer mantiene intacto su 'timing' cómico. Pero es más fácil sentir frustración y lamentarse una y otra vez por las citadas ausencias, que se intentan tapar con sucedáneos. Al pobre Anders Keith le ha tocado el difícil reto de emular a David Hyde Pierce; es el hijo de Niles y Daphne y, al parecer, ha heredado del padre todas las neurosis. Por otro lado, se supone que Olivia (Toks Olagundoye), jefa del departamento de psicología de la universidad, es un poco la siempre directa productora Roz (Peri Gilpin, de la que está previsto cameo), aunque no tenga la suerte de aquella en cuestión de conquistas. Y que Eve (Jess Salgueiro), la supuesta novia de Freddy, ejerce un poco como la protectora Daphne, que no cuidaba solo de Martin. El esfuerzo por emborronar la memoria colectiva es inútil.

Por otro lado, a pesar de tener sus momentos cálidos, la antigua 'Frasier' siempre fue ante todo una comedia de enredo. Aquí se potencia el factor tierno para explorar a un Frasier Crane algo más contemplativo y suave, que realmente se ha propuesto corregir las cosas que pudo hacer mal en el pasado. Es un desarrollo de personaje más que lícito, pero acaba de arruinar las opciones de conseguir algo parecido a la antigua máquina de chistes. 'Frasier (1993-2004)' continúa siendo inigualable.