Serie sorpresa

'Reservation dogs': el humor de los nativos americanos

D’Pharaoh Woon-A-Tai y Devery Jacobs en ’Reservation dogs’.

D’Pharaoh Woon-A-Tai y Devery Jacobs en ’Reservation dogs’. / Disney+

  • Disney+ estrena la celebrada serie de Sterlin Harjo y Taika Waititi, una comedia melancólica protagonizada por cuatro jóvenes ladronzuelos de una reserva india de Oklahoma

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

'Reservation dogs' (Disney+, miércoles, día 13) es una feliz rareza: un caso insólito de serie protagonizada por nativos americanos y, además, menos basada en sus traumas históricos que en su sentido del humor, la que ha sido precisamente su mejor arma para lidiar con los espectros del genocidio y la colonización.

Esta comedia de aires melancólicos ha sido desarrollada a cuatro manos por el cineasta Sterlin Harjo, miembro de la Nación Seminole de Oklahoma, y el actor y director Taika Waititi, conocido entre otras cosas como el primer maorí en ganar un Oscar al mejor guion adaptado (por 'Jojo Rabbit'). Los buenos resultados invitan a bucear en las películas de Harjo, todas ellas inmersiones en el mundo de los nativos americanos, todas ellas inéditas en nuestras salas.

Como en algunos de esos filmes, la acción se desarrolla en Okern, ciudad imaginaria del estado de Oklahoma. De allí quieren escapar, a casi cualquier precio, los cuatro adolescentes de un título que es juego de palabras con el término 'reserva' en inglés y 'Reservoir dogs', icónico debut de Tarantino. Bear (D'Pharaoh Woon-A-Tai), Cheese (Lane Factor), Willie Jack (Paulina Alexis) y Elora Danan (Devery Jacobs) son gánsters de muy pequeña monta. Destripan farolas por el cobre. Roban filetes para poder hacer y vender empanadillas. Roban también un camión de patatas fritas, después vendido a un camello de meta que les permite quedarse con las patatas por un dólar. Se hinchan a patatas, pero también venden algunas bolsas. Todo por mudarse a la tierra prometida de California. 

Es fácil sentir simpatía por ellos: más allá de las fascinantes diferencias culturales, sus dramas son reconocibles. Bear, autoproclamado (sin ser tomado en serio) líder del grupo, sufre la ausencia de su padre rapero y ha de conformarse con el guerrero fantasma William Knife-Man (Dallas Goldtooth) como guía espiritual. Los cuatro amigos viven con una nube negra sobre sus cabezas: la muerte de su colega Daniel (Dalton Cramer) por un motivo no explicado en un primer momento y desvelado gradualmente a lo largo de la primera temporada. Pero no parece que cierta agresiva pandilla rival tuviera que ver en ello. 

Equipo indígena delante y detrás de la cámara

'Reservation dogs' es una serie insólita, pero reconocible en sus tonos, sus ritmos y, sobre todo, su libertad estructural: 'Atlanta' es referencia reconocida de Harjo y Waititi. Decía el primero en entrevista con 'Deadline': "Creo que series del estilo de 'Atlanta' allanaron el terreno para hacer eso [contar historias de manera diferente] y nos ayudó a jugar con el modo de desarrollar la historia", es decir, a alternar entre perspectivas o dejarse llevar tranquilamente por algún acceso de fantasía.

Noticias relacionadas

Y también se parece a 'Atlanta' en otro detalle: lo creíble que resulta explicando esa cultura tan específica. Si Donald Glover, creador y estrella de 'Atlanta', quiso fichar solo a guionistas negros, Harjo y Waititi buscaron equipo indígena tanto para delante como para detrás de las cámaras. Además de los jóvenes actores citados, en 'Reservation dogs' participan Wes Studi, el actor con mejores papeles de nativo americano en Hollywood (el hurón Magua de 'El último mohicano', el jefe guerrero algonquino Opechancanough de 'El Nuevo Mundo') o el siempre excelente Zahn McClarnon (Akecheta de 'Westworld'). 

Ya detrás de las cámaras encontramos a directores indígenas como el propio Harjo y otros de origen navajo como Blackhorse Lowe o la cineasta trans Sydney Freeland. Al estar escrita por guionistas con conocimiento de causa, había libertad y legitimidad para acercarse a lugares peligrosos o abrazar cierto grado de autoparodia. "Creo que la gente no indígena la verá y sentirá esa autenticidad", explicó Harjo en la 'National Public Radio' de Estados Unidos. Sentirán los detalles y los matices de este mundo". De paso, aprenderá palabras como 'skoden' (contracción de "let's go then", "vamos allá", llamada al jaleo) o 'mvto' ('gracias' en idioma maskoki). A todos los autores de esta serie: mvto.

Temas

Series