Serie

Crítica de 'Solos': monólogos en un futuro imperfecto

  • Ni siquiera los esfuerzos de un reparto estelar salvan esta antología de soliloquios (o casi) sobre nuestra creciente dependencia de la tecnología

Anne Hathaway en el episodio inaugural de ’Solos’.

Anne Hathaway en el episodio inaugural de ’Solos’. / Prime Video

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Solos ★★

Creador: David Weil

Dirección:  David Weil, Sam Taylor-Johnson, Zach Braff, Tiffany Johnson

Reparto: Anne Hathaway, Anthony Mackie, Morgan Freeman, Helen Mirren

País: Estados Unidos

Duración: entre 21 y 32 min. (7 episodios)

Año: 2021

Género: Drama de ciencia ficción

Estreno: 25 de junio de 2021 (Prime Video)

Ante las restricciones y dificultades impuestas por la era covid, algunos jugadores de la industria audiovisual buscaron formas de seguir trabajando en lugar de solo tirar la toalla. De ahí el resurgir temporal del monólogo como recurso narrativo: un solo actor, un único escenario y un texto capaz, con suerte, de evocar inmensidades y multitudes. La BBC rehizo el clásico de 1988 'Talking heads', de Alan Bennett. HBO propuso el especial 'Las élites de la costa', cinco monólogos pandémicos filmados a través de Zoom. 

Con la ambiciosa pero frustrante 'Solos', David Weil (creador de 'Hunters') se acerca a la idea del relato oral y reconcentrado desde la ciencia ficción filosófica. "¿Y si 'Black mirror' pudiera ser fácilmente representada en teatro con solo uno o dos personajes?", pudo ser la idea lanzada por Weil en alguna reunión con Amazon. Estos soliloquios (o casi) están unidos por el intento de reflexionar de algún modo sobre nuestra creciente dependencia de la tecnología; de aplicaciones y dispositivos que se han convertido en extensiones artificiales de nosotros mismos.

Como en 'Talking heads' o 'Las élites de la costa', el reparto es espectacular. Anne Hathaway exhibe carisma, instinto cómico y potencia dramática como protagonista de 'Leah', historia de una aspirante a viajera temporal que usa el sótano de su madre como laboratorio. Pero ni siquiera el talento de Hathaway salva un texto bastante vago en sus referencias a la cultura pop y poco creíble a nivel emocional. 

Leah busca a su yo futuro, pero acaba encontrando también al del pasado. También el protagonista de 'Tom' (Anthony Mackie) habla consigo mismo, o, para ser precisos, el clon robótico que le sustituirá cuando él haya fallecido de cáncer. El episodio es como una versión torpemente melodramática de 'El 6º día', en la que Schwarzenegger se veía las caras con el clon que se beneficiaba de su mujer. Tom no da ningún puñetazo a Tom 2: solo consejos.  

Las historias de 'Solos' aspiran a una resonancia emocional y filosófica que nunca acaba de darse del todo. 'Peg' debería ser una bella reflexión sobre el remordimiento y las vidas no vividas, pero se queda en tedioso viaje espacial con el tema principal más previsible del universo: 'Space odyssey', de David Bowie. Helen Mirren hace lo que puede, que es infinito, pero no suficiente. 

Algo mejores resultan un par de aproximaciones al terror. En 'Sasha', Uzo Aduba ('En terapia') es una mujer que lleva recluida en una 'smart home' desde hace dos décadas y no tiene planes salir de casa, a pesar de las recomendaciones de su asistente virtual. El final es digno de 'Galería nocturna'. También resulta efectivo como cuento de terror 'Nera', escrito por Stacy Osei-Kuffour, guionista del 'reboot' de 'Blade' con Mahershala Ali. Tras usar un tratamiento de fertilidad, la heroína (Nicole Beharie, vista en 'Shame') da a luz antes de lo previsto y observa cómo su hijo crece también apresuradamente. Esta última idea conecta misteriosamente con la premisa de 'Tiempo', próxima película de Shyamalan

Noticias relacionadas

Completan el lote un par de momentos bajos: 'Jenny', ejercicio de humor poco efectivo y tragedia poco memorable sobre una mujer perdida en sus recuerdos, y 'Stuart', sobre un hombre con demencia (Morgan Freeman) interrogado por el hijo (Dan Stevens) de una mujer a la que robó algo importante. Historias solitarias (o casi) que dan la razón a los amantes de la simplicidad en el pop: los solos pueden ser algo realmente cargante.