TÓMATELO EN SERIE

'Generation': el amor y la vida, según la Generación Z

HBO estrena el próximo jueves una atrevida serie adolescente cocreada por padre e hija y producida por Lena Dunham ('Girls')

'Generation': el amor y la vida, según la Generación Z

'Generation': el amor y la vida, según la Generación Z / HBO

Juan Manuel Freire

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Algunos creadores se asustan y revuelven cuando alguien etiqueta su obra como 'retrato generacional'. Ese no es el caso de Daniel y Zelda Barnz, quienes han puesto el explícito nombre de 'Generation' a su serie sobre los dramas cotidianos, también las alegrías absurdas, de varios alumnos de un instituto de Anaheim (California). Todo lo que define a la Generación Z está aquí (en HBO desde el jueves, día 11): por ejemplo, su aceptación sin ambages, sin odio a uno mismo, de los muchos tipos de orientación sexual, o su absorción de la comunicación digital como una herramienta natural con la que se pueden crear valiosas comunidades online.  

Los creadores, Daniel y Zelda, no son hermanos, ni matrimonio, sino padre e hija. Su caso recuerda al de Brian Elsley y su hijo Jamie Brittain, cocreadores hace década y media de 'Skins'. El primero ponía la experiencia detrás del teclado; el segundo, conocimiento de causa. Aquí sucede igual. Daniel Barnz dirigió su primer corto hace ya veinte años y acumula ya varios largos, entre ellos aquel 'Cake' con Jennifer Aniston liberada del glamur. Zelda empezó a escribir 'Generation' con 15 años en forma de libro, pero acabó vendiéndole el proyecto de serie a su propio padre, quien podría ayudarle con los arcos de cada personaje o la trama general.

"El caso de 'Skins' es inspirador", dice Daniel Barnz por videollamada. "Pero lo cierto es que en nuestra casa siempre se han mezclado mucho la vida normal y la creatividad. Mi marido [Ben Barnz] y yo trabajamos juntos como productores desde hace tiempo. Nuestros hijos han crecido en ese mundo. Cuando Zelda me propuso hacer algo juntos, lo vi como una evolución natural. Y resultó que escribir juntos podía ser fantástico". A lo que Zelda añade: "Aunque costara creerlo". Padre e hija ríen.

Mentora Lena Dunham

El tercer nombre clave en la génesis del proyecto fue Lena Dunham, creadora de 'Girls', una serie con la que 'Generation' conecta en el afán por romper tabúes y decir la verdad sobre sus personajes, o mejor, sobre quiénes somos. Lena vio en Zelda a una hermana del alma e impulsó la serie como productora desde los primeros días. "Ella ha sido una mentora para mí", dice Zelda, que ahora tiene 19. "Ha aportado mucho a la serie a todos los niveles".

Los nostálgicos de 'Girls' disfrutarán de 'Generation' desde los primeros minutos. O sobre todo en los primeros minutos, cuando lo que parecía una simple jornada de compras deviene infierno en la Tierra. La serie toca temas severos con delicadeza, pero se puede deslizar felizmente hacia las tácticas de choque y el humor desatado. Es decir, no se sufre como en 'Euphoria', al menos en los capítulos iniciales.

Personajes osados y reales

Como en la serie de Sam Levinson, es fácil coger cariño a sus personajes. O sentir admiración por ellos. (Daniel): "El adjetivo que mejor los define, creo, es 'atrevidos'. Ya me gustaría haber sabido moverme con el mundo con la seguridad de Chester". Daniel se refiere al exuberante personaje encarnado por Justice Smith: un chico negro de pelo rubio cuyos estilismos no agradan mucho a la jefatura del instituto; ya ha violado varias veces el código de indumentaria en un solo mes y pronto podría caerle la expulsión, aunque sea estrella del waterpolo o estudiante aventajado.

Daniel y Zelda nos colocan también en la piel de Greta (Haley Sanchez), sensible Latinx que se refugia del dolor (su madre ha sido deportada a México) en la magnética y razonable Riley (Chase Sui Wonders). Las dos actrices nos hablaron de las inspiraciones para sus roles. Haley las buscó por su cuenta y las encontró tanto en viejas telenovelas ('Al diablo con los guapos' es su favorita) como en algún retrato reciente de la Gen Z: "Me fascina 'Eighth grade' por su crudeza, su honestidad, y ante todo quería eso, que mi personaje pareciera real". Chase recibió algunas recomendaciones por parte de Daniel: “Una de ellas fue 'Fish tank', de Andrea Arnold, porque también habla de este sentimiento de no encajar tan propio de la juventud. Por otro lado, me dediqué a revisar a personajes clásicos del angst adolescente como Donnie Darko y Max Fischer, de 'Academia Rushmore', una de mis películas favoritas”.

El dramatis personae de 'Generation' incluye también a Nathan (Uly Schlesinger), un joven que esconde su bisexualidad de su familia cristiana, rica e hiperorganizada; su hermana Naomi (Chloe East), superficial solo en apariencia; Delilah (Lukita Maxwell), una guerrera de la justicia social que se apunta a un bombardeo, o Arianna (Nathanya Alexander), de padres gays y contradictoria tendencia al comentario homófobo. Personajes complicados. Todos lo somos.

5 series sobre los posmilénicos

'Élite' (2018-). Sus tramas abordan la ansiedad de clase, el racismo o las adicciones ocultas, pero casi nadie ve 'Élite' para entender en todos sus matices los mecanismos mentales, sociales, de una generación. Si la serie es un éxito y ha viajado de maravilla, es por su potencia melodramática, su colección de rostros fotogénicos, sus frases lapidarias o el siempre presente componente de misterio de asesinato.

'SKAM España' (2018-2020). Algo más sutil y naturalista que la anterior, es solo una entre las muchas adaptaciones, sobre todo europeas, de una serie noruega enormemente influyente; el mismo Daniel Barnz la cita durante nuestra conversación como inspiración para 'Generation'. En sus cuatro temporadas, la versión española tocó cuestiones como el 'cyberbullying', la bisexualidad o la islamofobia.

'Euphoria' (2019-). Lo que al principio parecía puro sensacionalismo acabó siendo sensacional. A partir de la serie israelí de igual nombre, Sam Levinson ('Malcolm & Marie': no se crean las malas críticas) dibuja el retrato conmovedor de una heroína torturada por sus trastornos y adicciones y de la chica en la que deposita todas sus expectativas afectivas. Zendaya y Hunter Schafer queman la pantalla.

'Sex education' (2019-). Habría sido maravilloso tener esta clase de serie en los ochenta: una serie 'sex positive', pero precavida; en la que hay personajes 'queer' de lo más completos, definidos por algo más que su orientación sexual; en la que se enseña no solo a hacer el amor sino a darlo. Y, por suerte, la pandemia no ha podido con ella. Este año debería estrenarse su tercera temporada.

 

'We are who we are' (2020). Su director y coguionista, Luca Guadagnino, no quiere ni oír hablar de generaciones –lo considera algo puramente "periodístico"–, pero es inevitable ver esta miniserie como un retrato de la Gen Z: de su comodidad con la fluidez de género, de la importancia capital de los móviles en el devenir de sus vidas. Y Fraser podría hablar de moda con el Chester de 'Generation'.