Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Fortalezas personales: descubre y potencia las tuyas

La Psicología Positiva estructura la personalidad en base a puntos fuertes y de mejora

Ángel Rull

Un hombre de negocios con los brazos cruzados.

Un hombre de negocios con los brazos cruzados. / 123RF

A lo largo de los años que la Psicología lleva estudiando nuestra personalidad, han surgido diferentes teorías y modelos. Rasgos en los que se nos podía definir, de forma teórica y con aplicaciones como la terapéutica. La Psicología Positiva, con los autores Martin Seligman y Christopher Peterson, creó su propio modelo, en el que la personalidad se dividía entre 24 fortalezas. Todas estarían presentes en cada uno de nosotros. La diferencia es que, cada persona, contaría con unas más potenciadas, otras más débiles y las restantes en equilibrio.

Las fortalezas nos ayudan a encontrar sentido, buscar una carrera profesional o desenvolvernos en el día a día. Algunas, como la gratitud, nos protegen de la ansiedad o la depresión. Otras, en exceso, podría generar el punto contrario. Entenderlas y encontrar cuáles son las nuestras, pueden hacer que saquemos lo mejor de nosotros y nos sirvan de apoyo en los problemas puntuales o del día a día.

Puntos fuertes

Para llegar a extraer las 24 fortalezas personales, los autores estudiaron variables comunes en las diferentes culturas, religiones y tradiciones filosóficas. De un estudio largo y de carácter mundial, concluyeron un modelo de personalidad cada vez más extendido y de frecuente uso en la consulta psicológica, en la educación o en el mundo de la empresa.

¿Qué fortalezas personales hay? ¿Cuáles son las que nosotros tenemos o más usamos? A través de la siguiente lista, podrás entender cuáles hay y descubrir cuales son las que más utilizas y te ayudan.

1. Creatividad y originalidad

Es la forma que tenemos de encontrar nuevas soluciones a los problemas de siempre. Podemos irnos a lo artístico, pero también a carreras como la ingeniería. Es dar con teclas desde un nuevo pensamiento.

2. Curiosidad y apertura a la experiencia

Es el interés que sentimos por lo que ocurre a nuestro alrededor, por saber detalles y el descubrir cosas nuevas.

3. Mentalidad abierta y pensamiento crítico

Cogemos una situación y sabemos mirarla desde todos sus ángulos. No sacamos conclusiones al azar, sino que evaluamos todas las posibilidades.

4. Amor por el conocimiento

Acumular conocimiento, dominar materias, aprender idiomas. Es el continuo aprendizaje.

5. Perspectiva y sabiduría

Las personas que tienen alta esta fortaleza son capaces de dar siempre buenos consejos, de enseñar a descubrir caminos, haciendo comprender el mundo. No se basa en ayudarse solo a ellos mismos, sino que necesitan también compartirlo.

6. Valentía

El miedo, la falta de seguridad o las posibles amenazas no son obstáculo para las personas con esta fortaleza.

7. Persistencia

Nunca dejar algo a medias, luchar incansables por nuestros sueños. La cabezonería va de la mano de esta fortaleza.

8. Autenticidad

La verdad es la máxima de estas personas, el mostrar lo que de verdad son, sin miedo al juicio. Se hacen responsables de sus propias ideas y emociones.

9. Vitalidad y pasión

La vida la entienden como un juego, una aventura, donde el que para, se duerme y pierde.

10. Amor

Es la capacidad de amar y ser amado, un pilar muy importante en la vida de quienes tienen alta esta fortaleza.

11. Amabilidad y generosidad

Dedicarse al otro, ayudar y disfrutar haciendo favores.

12. Inteligencia social

Incluye la inteligencia emocional y personal. Ver las emociones en otros como en nosotros mismos. La empatía está con esta fortaleza.

13. Ciudadanía

Trabajar en equipo y ser parte de un grupo.

14. Justicia

Buscar socialmente y en nuestra vida el equilibrio. Que todos tengan igualdad de oportunidades.

15. Liderazgo

Orientar al grupo, proponer y apoyar. No es controlar sino promover.

16. Perdón y compasión

Es la capacidad de pasar página o de actuar con misericordia.

17. Humildad

No ser el centro de atención sino colocar a los demás en esa posición.

18. Prudencia

Tomar decisiones con cautela y evaluando bien los riesgos.

19. Autocontrol

Regular las emociones y los sentimientos propios, lo que se traduce en disciplina sobre la conducta.

20. Apreciación de la belleza

Saber observar lo bonito del día a día y de los detalles, de lo estético y lo armonioso.

21. Gratitud

Poner el foco en todo lo bueno que tenemos y que da sentido a nuestra vida.

22. Esperanza

Optimismo, la visión de que el futuro vendrá mejor.

23. Sentido del humor

Reírse y disfrutar de las bromas caracteriza a estas personas.

24. Espiritualidad

Entender que hay un propósito, un sentido. Muchas veces está ligado a la religión y a la fe, pero no siempre.

Si sabemos qué fortalezas personales conforman nuestra vida, si atendemos a aquellas que están menos acusadas y rebajamos las que nos bloquean, podremos equilibrarlas y apoyarnos en ellas para crecer y desarrollarnos. No solo actuarán como amortiguadoras de malos momentos, sino que nos ayudarán a afrontarlos de otra forma.

Ángel Rull, psicólogo.

Temas: Psicología