Feliz coincidencia

Sant Jordi 2022: la brigada 'negra' asalta el paseo de Gràcia

Petros Márkaris, Alicia Giménez Bartlett, Rosa Ribas, Carles Porta, Carlos Zanón, Lorenzo Silva, Noemí Trujillo y Virginia Feito coinciden por azar en una de las zonas de la 'superilla' del paseo de Gràcia

Barcelona 23/04/2022 Icult Ambiente Sant Jordi Firma de libros por parte de Rosa Ribas y Petros Márkaris en Passeig de Gràcia AUTOR: JORDI OTIX

Barcelona 23/04/2022 Icult Ambiente Sant Jordi Firma de libros por parte de Rosa Ribas y Petros Márkaris en Passeig de Gràcia AUTOR: JORDI OTIX / JORDI OTIX

Anna Abella

Anna Abella

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Antes de que cayera el tormentón, cuando aún lucía el sol y un tsunami humano recorría como si la pandemia no hubiera existido jamás el paseo de Gràcia -y todo el invento de la ‘superilla’ de Sant Jordi-, en pocos metros, a la altura de Diputació, se había concentrado, por increíble azar, toda una armada ‘noir’ bolígrafo en ristre. Ahí estaba el veterano Petros Márkaris, a sus 85 años, firmando sin pausa ‘Cuarentena’, nuevos relatos de su comisario Jaritos. No se esperaba sin embargo el escritor griego lo que le dijo una mujer que se le acercó y ante la que se le congeló su afable sonrisa. Era Teresa, llegada de Mallorca. Le pedía que le dedicara un ejemplar a su compañera, Carme, que había muerto de covid y era gran admiradora suya. Mucho cariño volcó en la firma, que le dejó sin palabras antes de que el viento se desatara y, tras la primera de las cuatro tormentas, su escudera de la editorial le comprara de urgencia una bufanda. No era cuestión de jugar con la salud. 

Codo con codo estaba Rosa Ribas, con su ‘Lejos’, oscura novela, que no negra, aunque la barcelonesa está escribiendo ya nueva entrega de su detectivesca familia Hernández. En la firma escribe: "En los lugares más inhóspitos pueden salir las mejores historias". En esta ocasión se la ha pedido otro buscador de historias, como ella, Lluís Llort, periodista y colega escritor de género negro que el año pasado ganaba el I premio Paco Camarasa. 

Nesbo, el escalador

Es un Sant Jordi (de lluvia) y de reencuentros sin mascarilla. Y para algún escritor, léase Jo Nesbo, también de escalada, suponemos que al final ‘indoor’, pues a esa afición favorita iba a dedicar el noruego la mañana antes de incorporarse por la tarde a las sesiones de firmas con su flamante ‘El hombre celoso’. 

Jo Nesbo contenta a una lectora con una firma y una foto.

Jo Nesbo contenta a una lectora con una firma y una foto. / NIA ESCOLÀ/ACN

En la misma mesa de Márkaris y Ribas está el tándem Lorenzo Silva y Noemí Trujillo, ella debutante y "feliz", y él, bregado, ante su segundo caso juntos, ‘La forja de una rebelde’. "Llevo 25 años disfrutando de Sant Jordi, vine por primera vez en 1997, pero este tiene un valor especial porque con Noemí es como un debut", comenta el creador de Bevilacqua y Chamorro antes de agradecer a un lector que les acompañe con sus nuevos personajes. Silva, también comisario de Getafe Negro, no saca las esposas, como no lo hace, a su lado, otro comisario, el de BCNegra, Carlos Zanón, quien sí empuña una elegante pluma, negra, cómo no, para rubricar su ‘Love song’ -con un registro alejado de lo policiaco-: "Una novela que quise que sonara como una canción ruidosa y sincera", escribe a un lector. 

A la derecha de Zanón se escuchan palabras en griego como ‘efkharîsto’ y ‘parakaló’. Y es que un 20% de los de la cola de Márkaris hablan o entienden algo de su idioma, como Ana Mar, que afirma tener la colección entera de Jaritos y ha acudido a buscar una firma siempre que el escritor ha venido a Barcelona. 

Carles Porta, al pie del cañón

A la espalda de Márkaris lleva, fuera de la caseta, dos horas de pie sin parar de firmar y entre fans el televisivo rey de la crónica negra local, el autor de ‘Crims’, Carles Porta. "Es que Josep Maria Espinàs me dijo en mi primer Sant Jordi que debíamos estar de pie al lado de la gente, que hay que romper la distancia. Y esto no tiene precio. Es maravilloso que la gente pueda tocarte". En las rúbricas del autor de ‘Tor’ abunda "Que la luz gane a la oscuridad", en alusión al título de su último libro. Entre los fans, los que le siguen en sus podcasts y en TV3 y ahora saltan a sus libros, una joven que hace prácticas como educadora social en la prisión de Quatre Camins, o un padre de gemelos que a sus 50 años le confiesa que es la primera vez que ha tenido el impulso de que un autor le firme un libro. 

Carles Porta, firmando de pie, para "romper la distancia".

Carles Porta, firmando de pie, para "romper la distancia". / LORENA SOPENA/EUROPA PRESS

Joven y consagrada

Cruzando la calle deslumbra el estiloso sombrero de ala ancha de Virginia Feito, ante su exitoso debut de suspense psicológico ‘La señora March’. Aún algo intimidada ante la larga cola que a su lado cosecha Julia Navarro, avisa: "Siempre escribiré cosas oscuras". "Pero con humor", apostilla sonriendo. Algo más arriba está la gran dama negra Alicia Giménez Bartlett. Un rotundo ‘no’ suelta cuando le preguntan si abandonará a su Petra Delicado porque con ‘La presidenta’ ha presentado nueva serie y nuevas protagonistas, "jóvenes y valencianas". "Estoy aún en la edad de crear", reivindica la valenciana. "Me estresaba Sant Jordi, con tanta gente… Hacía cinco años que no venía, pero hoy he visto que con una granizada se puede superar".