Refugios antiturísticos

De copas lejos del centro de Barcelona: coctelerías 5 estrellas sin colas

Grandes cócteles de autor fuera del bullicio turístico

Jose Núñez, tras la barra de Mizuwari.

Jose Núñez, tras la barra de Mizuwari. / 305139216300101

Òscar Broc

Òscar Broc

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Las coctelerías de moda del centro de Barcelona copan todos los flashes. Colas, aglomeraciones, codazos furtivos, si te va la marcha quédate en el Born, pero si quieres beberte un Dry Martini con tranquilidad, siempre podrás cruzar la galaxia barcelonesa y pasarte por casa de Jose Núñez, el propietario y bartender de Mizuwari Cocktail Bar (Riera de la Creu, 50). 

En esta coctelería de L’Hospitalet se forjan copas que mantienen un asombroso equilibrio entre técnica e imaginación. Jose juega con el cliente, le propone historias a través de sus cócteles de autor, que van cambiando cada temporada. En Mizuwari te puedes empujar un cóctel clásico impecable, o dejar que la inventiva de Jose se imponga en copas como el nuevo Homer Sour, con whisky infusionado en panceta, sirope de rosquillas casero, zumo de lima, clara de huevo y rosquilla de panceta. 

Otro refugio antiturístico bien podría ser el barrio de Les Corts. En sus profundidades hallarás un espacio rebosante de magia. Se llama La Llibreria (Doctor Ibáñez, 24) y es una burbuja que se vanagloria de preservar la historia y la cultura de la coctelería en sus estanterías. El tiempo se detiene en sus muebles de madera, en su vieja barra, en sus enigmáticas botellas de colores… Y tanto los cócteles de autor como los más tradicionales destacan por su arrebatadora elegancia. La misma que gastan los ‘bartenders’ uniformados. Para citas con misterio. 

Y en el mismo barrio de Les Corts, en un lugar muy pero que muy alejado del centro barcelonés, resulta del todo obligatoria la visita a un bar-coctelería cinco estrellas. Se llama Can Bruixa (Joan Güell, 168) y si estuviera en el Gòtic tendría lista de espera de aquí a seis meses vista. Una de las mejores barras de BCN, y no lo digo yo, lo dicen los ‘bartenders’.