FUNDACIÓ PUIGVERT

El trasplante renal de donante vivo se confirma como primera opción de terapia substitutiva

El servicio de Nefrología de la Fundació Puigvert apuesta por el abordaje integral del paciente con enfermedad renal

Vista aérea Sant Pau-Puigvert.

Vista aérea Sant Pau-Puigvert.

Se lee en minutos

BeContent

Los riñones son uno de los órganos más importantes del cuerpo, y el objetivo del Servicio de Nefrología de la Fundació Puigvert consiste en el abordaje integral del paciente con enfermedad renal, que se inicia con el diagnóstico de la nefropatía mediante estudios clínicos, analíticos, histológicos, moleculares y de imagen.

El seguimiento y el tratamiento específicos de las enfermedades renales se realizan mediante un enfoque multidisciplinar y utilizando los últimos avances terapéuticos. Así mismo, en caso de progresión de la enfermedad renal, se dispone de áreas referentes en diálisis y trasplante renal que ofrecen al paciente las máximas garantías de éxito del tratamiento renal sustitutivo.

Hoy, tres de sus expertos en nefrología y transplante renal abordan cuestiones de alto interés para el lector en esta entrevista . Son el Dr. Lluís Guirado (L.G.), director del Servicio de Nefrología de la Fundació Puigvert; la Dra. Carme Facundo (C.F.), jefe clínico de la Unidad de Trasplante Renal; y la Dra. Roser Torra (R.T.), coordinadora de la Unidad de Experiencia Clínica de Enfermedades Minoritarias Renales.

Un corazón, un hígado, un estómago… ¿tan importantes son los riñones que la naturaleza ha puesto dos

Luis Guirado

/

L.G.- Los riñones son órganos vitales al igual que el corazón, el hígado y otros. El hecho de que tengamos dos no es porque sean más importantes, pero esta eventualidad sí nos ofrece ventajas en el caso de algunas patologías como el cáncer renal o las que afectan al tramo excretor de la orina y pueden condicionar una anulación de la función de unos de los riñones.

Según las estimaciones, la enfermedad renal crónica fue la octava causa de muerte en España en 2016. Entre las diez principales causas de muerte, la enfermedad renal crónica fue la que más creció de 2006 a 2016, después de la enfermedad de Alzheimer. Al ritmo actual de crecimiento, la enfermedad renal crónica se convertirá en la segunda causa de muerte en España, después de la enfermedad de Alzheimer, en 2100.  ¿Cuáles son las principales enfermedades que pueden sufrir los riñones y qué las pueden causar?

R.T.- La primera causa de enfermedad renal crónica es la diabetes mellitus, seguida de la hipertensión, las enfermedades glomerulares y las hereditarias. Pero cabe destacar que aún hoy un porcentaje elevado de pacientes llegan a necesitar diálisis y trasplante sin un diagnóstico claro. Es importante hacerse un chequeo de función renal de forma periódica mediante un análisis de sangre.

Con las enfermedades hereditarias ¿Qué debemos tener en cuenta?

Roser Torra.

/

R.T.- Las enfermedades hereditarias constituyen la primera causa de enfermedad renal crónica en la infancia y la tercera-cuarta en adultos. Algunas de estas enfermedades se diagnostican fácilmente tras la sospecha diagnóstica por parte del nefrólogo y la realización de un estudio genético. Pero, en ocasiones, no se sospecha la posibilidad de una enfermedad renal hereditaria y el paciente puede llegar a recibir tratamiento renal sustitutivo sin diagnóstico de certeza. Este hecho impide un correcto manejo y un asesoramiento genético adecuado de cara a la transmisión de la enfermedad a futuras generaciones. La formación de los nefrólogos en este campo, así como la existencia de centros de referencia tales como el de la Fundació Puigvert-Hospital de Sant Pau, debe permitir un mejor manejo de los pacientes con enfermedades renales hereditarias.

 Pero a veces, no queda más remedio que un trasplante ¿Cuándo se llega a esta situación?

C.F.- Así es. Cuando el tratamiento de la insuficiencia renal no es efectivo y los riñones dejan de funcionar se necesita una terapia de substitución. En caso que el paciente no presente contraindicaciones, el trasplante renal es el mejor tratamiento substitutivo renal.

La mejora en las técnicas quirúrgicas y el manejo del tratamiento inmunosupresor hace que cada vez sean menos los pacientes a los que se contraindica el trasplante. No obstante, la disponibilidad de órganos de donante fallecido es limitada, lo que condiciona un elevado número de pacientes en lista de espera para trasplante renal. Además, se ha visto que es mejor el transplante de riñón de un donante vivo.

¿Cómo han evolucionado las técnicas de trasplante de riñón?

Carme Facundo.

/

C.F.- Durante los últimos años hemos asistido a una mejora constante en el diagnóstico y manejo del rechazo, de modo que se ha conseguido un aumento en la duración de los órganos trasplantados y se han superado muchas barreras de compatibilidad. Paralelamente, se ha confirmado el trasplante renal de donante vivo como primera opción de terapia substitutiva, asociada necesariamente a la utilización de técnicas menos agresivas para la extracción del órgano de donante vivo. Del mismo modo, se han desarrollada técnicas quirúrgicas que han de permitir una mejora de resultados en el receptor. Por último, dada la escasez de órganos para trasplante, se han desarrollado programas para maximizar la utilización de órganos procedentes de donantes fallecido.

Noticias relacionadas

¿Hacia dónde se prevé que avancen estas operaciones?

L.G.- Nuestro objetivo de futuro próximo es la mejora en los resultados de trasplante renal y en la calidad de vida de nuestros pacientes, mediante un tratamiento más individualizado, que permita administrar la dosis de medicación mínima y necesaria a cada paciente trasplantado y disminuya los efectos secundarios.