A juzgar por lo que hemos podido ver últimamente en pasarelas y alfombras rojas y por los cortes de pelos que lucen iconos de estilos como cantantes, actores o deportistas, la próxima temporada de primavera va a traer looks capilares para todos los gustos. Por supuesto, seguir las tendencias es una opción, pero lo fundamental es ser capaz de encontrar el estilo que mejor encaje con la personalidad y los gustos de cada uno. A ser posible, tras un intercambio de puntos de vista con el profesional que mejor entiende de todo esto. nuestro peluquero. “A veces, las tendencias más en boga no están hechas a medida del cliente, Por eso, es primordial hablar con él, conocer sus gustos y preferencias, valorar su tipo de cabello… Solo así acertaremos al elegir el estilo con el que más se identifique, mejorando la versión de sí mismo”, explica Isaac Salido, estilista y director del espacio que lleva su nombre.

En cuanto a la técnica, se percibe una vuelta a los cortes de pelo artesanales: “Vuelve a tomar protagonismo la tijera, se recupera la técnica clásica y empiezan a desaparecer los degradados drásticos”, afirman Iván Carpio y César Parra, fundadores de Homine Madrid. Teniendo en cuenta todo esto, va llegando la hora de que cada uno elija su propio look sin perder de vista los que más (y mejor) van a llevase en los próximos meses.

 

Corte clásico

Su principal seña de identidad es esa raya lateral perfecta. Para esta temporada, este tipo de corte se moderniza al incorporar “una disminución moderada tanto en los contornos, como en la nuca”, explican desde Homine Madrid. Los estilistas ponen como ejemplo a Cayetano Rivera, “que lo lleva trabajado con navaja para romper, texturizar y generar movimiento”.  O, en versión más corta, a Boris Izaguirre, “cuya raya está marcada con navaja y el corte es una disminución a tijera generando limpieza, pulcritud y estética pero huyendo de la máquina”. Gema Eguiluz, estilista senior de Salón In-Viso se inspira en el corte inglés para revisitar este clásico: “Es un estilo muy varonil: el cabello engominado con la raya muy marcada, a navaja o con maquinilla, y degradados”. Para mantenerlo impecable, recomienda fijaciones flexibles y con brillo.

DIEGO CERVO

 

Corte hipster

Otra tendencia indiscutible en opinión de la experta de Salón In-Viso: “Se trata de llevar el cabello semilargo con degradados, y acompañado de una barba frondosa y con los contornos muy limpios y cuidados”. 

 

Capeado

Es un look ideal para los cabellos semilargos: “El corte debe ser ordenado de arriba abajo, para crear un efecto sutilmente más corto en la zona superior, llegando progresivamente a las puntas”, explica Isaac Salido. El experto añade que “un ligero flequillo ladeado es un must en este corte” y propone pulverizar la laca a unos 30 centímetros “para un acabado maravilloso”. 

 

Flequillos

En todas sus versiones (lisos, rizados, laterales, frontales, rectos, asimétricos…), los flequillos resultan una opción de estilo muy versátil que los expertos proponen que se explore sin prejuicios en el corte masculino: “Es muy importante estudiar previamente la morfología facial y definir qué rasgos queremos suavizar o potenciar para elegir un tipo de flequillo u otro”, apunta Isaac Salido.

 

Mohicano (mohawk)

Esta tendencia, inspirada en el estilo capilar de los indios mohicanos, "consiste en llevar los laterales cortos y mucho volumen en la parte superior”, explica Gema Eguiluz. Funciona con cabellos lisos y rizados tanto en versión corta, como en cabellos largos con recogidos tipo moño o top knot. Desde Salón In-Viso recomiendan aportar fijación y volumen con productos de styling.

Scott Griessel

 

Desaliñado o informal

“Aporta un aire muy fresco con capas texturizadas y sin marcar los contornos”, explica Gema Eguiluz. Para conseguir el efecto despeinado debemos realizar un corte estudiado y estratégico que permita dar volumen a ciertas zonas. “Lo bueno de esta tendencia es que el cliente puede mantener el efecto desaliñado o de recién levantado, con un sencillo movimiento de los dedos”, apunta Isaac Salido que aconseja aplicar, en seco, un poco de cera para mantener esos mechones clave en su sitio. Va muy bien en cabellos cortos, lisos o con ligeras ondulaciones.

Erik Reis

 

Tupés

También vuelven con fuerza (si es que alguna vez llegaron a irse del todo) los looks rockeros de los años 50. “Para conseguir este toque, es necesario tener cierta longitud en la parte superior”, explica Isaac Salido que apunta que el uso de un gel fijador potenciará el efecto. “Conviene trazar una raya al lado muy marcada y repasar los laterales con gomina para ese efecto mojado tan atractivo”, recomienda.

 

Una nota de color

Si apostamos por modificar el tono del cabello, la decoloración es la tendencia de esta temporada: “Veremos rubios platinos que llegan hasta grises perlados”, aseguran desde el Espacio Isaac Salido. Iván Carpio, de Homine Madrid apuesta por aprovechar el color del cabello “para generar capas perfectas que aporten densidad y volumen”.